Home  |  Quienes somos?  |  Revista M&M  |  Económicas  |  Anunciantes 


Revista El Mueble y la Madera

Barnices y Esmaltes de

Poliuretano:

Tecnología, Economía y Ecología

Mario Cogollo A.

Gerente General PINTURAS PRIME S.A.

Durabilidad, resistencia y belleza son algunas de las características que adquieren los muebles y piezas de madera terminadas bajo el sistema de los poliuretanos. Su uso, aunque escaso en el país, debe generalizarse a fin de obtener piezas más competitivas, de mejor calidad y más rentables en el mercado.

La primera impresión siempre permanece en la mente, es por ello que las piezas y muebles de madera deben brindar una imagen que perdure en el consumidor y que además otorgue una sensación de calidez y estilo único. El acabado, en este sentido, es un aspecto determinante para dar a las piezas ese reconocimiento y ese toque final imperecedero.

Un ebanista debe cuidar el acabado de sus piezas, ya que el aspecto logrado en esta fase del proceso de fabricación, proyecta la imagen de calidad y elegancia de su obra. Cada ebanista busca diferenciar sus piezas empleando productos de alto desempeño y es aquí donde los barnices y esmaltes de poliuretano proporcionan el aspecto final que éste busca y que el consumidor aprecia y valora.

Los barnices y lacas de poliuretano le aportan aspecto especial a la madera, otorgándole protección y durabilidad dado que presentan buena adherencia, gran elasticidad, excelente conservación del brillo, alta dureza, resistencia a la abrasión y a los agentes atmosféricos y buena resistencia al agua, a los productos químicos y los solventes. Además, es apreciada especialmente por su resistencia a las variaciones bruscas de temperatura (cold check).

Por estas razones, los poliuretanos son reconocidos como los acabados más durables y de mejores resultados en los muebles de madera. Sin embargo en Colombia –uno de los pocos países– aún se emplean lacas catalizadas al ácido pese a que en el resto del mundo, por reglamentaciones ambientales, fue prohibido su uso desde hace ya varios años debido a efectos de contaminación ambiental y toxicidad.

Actualmente entre un 90 a un 95 por ciento de los ebanistas nacionales usan este tipo de lacas en sus acabados, básicamente por costo, aunque el resultado final es inferior en calidad. Los pocos que fabrican muebles con acabados de poliuretano lo hacen porque tienen participación en mercados de exportación, o bien porque sus muebles están dirigidos a una población de estrato alto, dispuesta a pagar un precio más alto.

Origen de los Poliuretanos

El proceso de obtención de los poliuretanos fue descubierto por O. Bayer en 1937 mediante la poliadición(1) de disocianato y fue sólo hasta el año 1952 cuando se empezó la comercialización de los primeros poliuretanos, los cuales se emplearon en la producción de espumas flexibles para la industria del mueble. Posteriormente se dio el desarrollo de las espumas rígidas empleadas como aislante térmico y acústico.

En la década de los sesenta se presentó un considerable progreso en el desarrollo de la química y técnica de aplicación de los poliuretanos, aplicado a muchas áreas del mercado, entre ellas las de esmaltes, barnices y lacas para diversos sectores de la industria.

Hoy el mercado nacional ofrece esmaltes, barnices y lacas poliuretánicas de un componente (esmalte, barniz o laca) que no requieren el empleo de endurecedor o de dos componentes (componente A: esmalte, barniz o laca y componente B: endurecedor), los cuales por sus múltiples propiedades han empezado a conquistar varios sectores de la industria. Los poliuretanos de un componente se emplean comúnmente a nivel artesanal y doméstico por su facilidad de aplicación y sus ventajas sobre un barniz convencional, los de dos componentes son de utilidad en el pintado de muebles de madera y revestimiento de pisos con alta exigencia de desempeño.

Aplicación

Para su aplicación, primero es necesario dar un buen tratamiento a la superficie a pintar que garantice el excelente desempeño del barniz. La madera debe estar seca para evitar hinchamientos o contracciones y deben eliminarse los residuos de peróxidos que causan la decoloración, situación similar a cuando se emplean fondos que contienen aceites secantes o nitrocelulosa. El empleo de un sellador apropiado mejora la adherencia y evita defectos en la película

En el proceso de aplicación de pinturas y barnices de poliuretano se emplean los equipos tradicionales, pero provistos de trampas y filtros que retengan el posible paso de agua a la pistola. En este sentido, los equipos más adecuados son las pistolas HVL, mientras que las de aire directo no se recomiendan porque no permiten obtener acabados de buena calidad y además, generan alto desperdicio de material.

Los ebanistas deben seguir siempre las instrucciones de uso de cada proveedor. A continuación, algunas indicaciones básicas para la correcta aplicación de estos insumos, de dos componentes, en acabado transparente, acabado en color blanco y pasteles sobre MDF u otros tipos de madera.

• Antes de iniciar la labor de pintado se recomienda verificar que la superficie de la madera esté seca y libre de recubrimientos anteriores en malas condiciones, residuos de pintura, cera, grasa, polvo y otros materiales; además, que el equipo de aplicación esté completamente limpio y seco. Se deben revisar las condiciones del área de trabajo, se requiere tener buena ventilación y una humedad relativa inferior al 85%.

• Se debe lijar la pieza en forma uniforme, en la dirección de las vetas de la madera, y dando pequeños movimientos circulares.

• La madera se puede teñir empleando un tinte limpiable o industrial (convencional) o tinturando el sellador con pequeñas cantidades de tinte poliuretano. El sellador poliuretano se debe preparar mezclando el componente A con el componente B, en las proporciones indicadas por el fabricante. Estas medidas deben ser exactas para garantizar un óptimo curado. Se recomienda aplicar una mano de sellador y dejar secar de 1 a 2 horas, como mínimo, para posteriormente lijar con hoja grano 280.

• Posteriormente, se debe aplicar una segunda mano cruzada de sellador, dejar secar de 1 a 2 horas y pulir con lija grano 320 – 360. Si es necesario igualar el color de la madera. Se puede tinturar el sellador con tinte poliuretano.

• Finalmente aplicar el acabado poliuretano seleccionado.

• Hay que tener en cuenta que una vez preparada la mezcla de los componentes A y B, ésta se debe utilizar inmediatamente. No se recomienda tinturar el poliuretano de acabado con tinte poliuretano, ya que éste podría acelerar el secado generando una mala nivelación de la película.

• Cuando se requieren acabados blancos y en colores pastel sobre MDF u otros tipos de madera, se sigue el proceso anterior de preparación de la superficie y luego proceder a aplicar una mano en cruz de una base blanca poliuretánica, la cual se deja secar de 2 a 3 horas como mínimo, para proceder a lijar con hoja grano 280, 320, 360. Por último, se aplica 1 ó 2 manos en cruz de esmalte poliuretano de color blanco o pastel, dejando secar entre manos, de 3 a 4 horas como mínimo.

El proceso de curado y secado de los sistemas poliuretano es más lento que el de los sistemas catalizados, y debe darse bajo condiciones ambientales controladas. Los mejores resultados se obtienen cuando se cuenta con cabinas de secado y control de temperatura entre 25 y 30°C. La manipulación de las piezas y muebles recién pintados debe hacerse después de 8 horas mínimo de secado y ya para un secado total, entre 24 y 48 horas.

Por último hay que tener en cuenta que los barnices y esmaltes poliuretánicos son productos inflamables, por ello deben almacenarse en sus envases originales, bien tapados, bajo techo, lejos de fuentes de ignición y fuera del alcance de los niños. Además se debe evitar su inhalación y el contacto con los ojos y la piel. Para su manipulación se recomienda emplear implementos de seguridad como careta, guantes y respirador.

Los poliuretanos son productos excepcionales que secan o curan por reacción química. Los de un componente secan mediante la reacción con la humedad del ambiente y los de dos componentes mediante por la reacción con el endurecedor, generando baja emisión de solventes, razón por la cual son considerados ecológicos.

A partir de la revolución industrial la meta ha sido brindar tecnología y economía y luego de la Segunda Guerra Mundial la invención, producción y aplicación de materiales plásticos -entre ellos los poliuretanos-, han contribuido grandemente al rápido crecimiento de los estándares de vida.

Con el empleo de estas pinturas en la industria de la fabricación de muebles, los industriales no sólo mejoran considerablemente la calidad de sus productos, sino que los hacen más competitivos, dentro y fuera del país. Se trata de incluir un valor agregado específico que marca la diferencia frente a otras producciones y que reconocen los consumidores.

 

Citas:

(1). Poliadición: Reacción de la formación de polímeros sin eliminación de moléculas.