Balance Sectorial: Tras años difíciles, lentamente se recupera la industria del mueble

Camilo Marín Villar
Periodista

Aunque las cifras aún son modestas, todo indica que la industria fabricante y comercializadora de muebles cerrará con un buen desempeño económico este año.

No será tan elevado como muchos quisieran, pero a la par de la recuperación del consumo en Colombia, las ventas de mobiliario, en general, se han mantenido y vienen creciendo poco a poco; incluso, varios segmentos como los colchones y somieres, y los muebles institucionales han repuntado favorablemente.

Es cierto que aún están lejos aquellos resultados anteriores a la desaceleración económica del 2014 y al boom petrolero; sin embargo, hay varias razones por las que las cifras muestran una mejoría, entre ellas: el fin de la incertidumbre por el nuevo gobierno, la inflación que está controlada, unas mejores tasas de interés y la reactivación de la demanda de créditos, todo ha impulsado el consumo de los hogares.

Por su parte, la construcción de vivienda, que es el principal jalonador de la demanda de muebles y de madera, ha mostrado una reactivación en el segundo semestre del año y, de paso, le ha dado un aire al negocio mueblero.

A continuación, la Revista M&M presenta un resumen de las principales cifras del sector

Consumo

Según los datos más recientes, octubre fue un mes positivo para el gasto de los hogares en Colombia, toda vez que, según la firma Raddar, el indicador creció 6,1 % frente al mismo período del año pasado. En plata contante y sonante, el gasto de los hogares llegó a $53,7 billones en el décimo mes del año, período en el que el consumo de las personas creció 4,9 % anual.

Específicamente, la adquisición de muebles repuntó en octubre un 4,1 %, frente al mismo mes del 2017 y lo corrido del año ha crecido 2,2 %; mientras que para esta fecha del año anterior el negocio de muebles había caído 1,7 %.

Por su parte, de acuerdo con la Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) de Fedesarrollo, la disposición para comprar muebles y electrodomésticos en septiembre pasado, en las principales ciudades del país, creció en promedio 4 %, siendo Cali y Bucaramanga las ciudades con mejor resultado: 7,2 % y 18 %, respectivamente.

En septiembre, en Bogotá, se destaca la disposición de compra que también mejoró al pasar de -16,9 % a -0,5 %, al igual que en Medellín que pasó de -21,9 a 0,7 %. En contraste, en Barranquilla este indicador disminuyó -4,6 %, frente al 7,7 % registrado en septiembre del 2017. No obstante, en agosto de 2018, los barranquilleros  tuvieron una disposición récord para adquirir muebles, del 18,2 %.

En general, a pesar de que la percepción de mejoría de los ingresos de los colombianos sigue en números rojos, en septiembre de este año, el 2,5 % de los hogares consideraron que era buen momento para comprar bienes durables, entre ellos los muebles, lo que rompe la tendencia negativa del año pasado que era del -11,7 %.

El segmento que más creció en lo corrido del año, a agosto, fue el de los colchones y somieres cuyas ventas aumentaron 6,7 % (sin incluir la demanda de los hoteles) y representa un mercado que supera los $745.000 millones. Solamente en agosto, las ventas de colchones subieron 7,3 %, frente a igual mes del 2017, a $65.296 millones.

Producción

Así mismo, en el 2018 se nota una mejoría en general dentro de la industria manufacturera. De acuerdo con los recientes informes del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en agosto pasado la producción industrial tuvo una variación real del 3,9 %, en contraste con la caída que registró el mismo mes del 2017, cuando la contracción del indicador fue de 2,8 %.

En ese mismo período las ventas del sector industrial tuvieron un incremento del 4,6 %, mientras el personal ocupado por los empresarios tuvo un descenso del 1,3 %. Hace un año, en agosto del 2017, la variación real de las ventas fue negativa, en 2,9 %.

En lo corrido del 2018, la producción industrial manufacturera creció un 2,9 %, mientras que las ventas reales se incrementaron 3,1 % con relación al año pasado.

Esta tendencia también se observa en la fabricación de muebles cuyo desempeño viene repuntando levemente, especialmente, en el segmento de los muebles para el hogar y las oficinas; es así como en los primeros ocho meses del año, tanto la producción como las ventas del sector mueblero crecieron 1,4 %.

 Movida empresarial

Sin duda, el 2018 quedará en la memoria de los empresarios de muebles, pues, aunque no fue el mejor año en materia de ventas, sí se destaca en lo que respecta a los movimientos, adquisiciones y noticias empresariales.

El hecho más relevante es el anunció de la entrada del gigante sueco Ikea al mercado colombiano; de hecho, desde hace años circulaban infinidad de rumores sobre la incursión de las grandes marcas mundiales de muebles al país.

[adrotate group=»49″]

[adrotate group=»50″]

La llegada de Ikea se da gracias a una alianza con Falabella, una de las tiendas departamentales más reconocidas en la región, con la cual espera abrir puntos en Santiago de Chile, Bogotá y Lima (Perú), a partir del 2020. Aunque, se espera que Ikea ingrese con una estrategia moderada en cuanto a los precios bajos, tal como lo ha hecho en Argentina o México, seguramente se avizora una fuerte competencia, con calidad e innovación y especialmente, consolidando la idea de que cliente arme su propio mueble.

Pero la movida de los internacionales no se detiene ahí; pues, apenas al final de septiembre, la reconocida marca alemana de muebles y decoración Kare abrió su tercera tienda en Bogotá. Vale recordar que, en agosto de 2016, Kare inauguró su primer almacén en la capital, y seis meses después el segundo. El tercer local convierte a Kare Colombia en el franquiciado con el más rápido crecimiento en Latinoamérica.

Igualmente, en octubre llegó al país Ferrara, el grupo mobiliario de Italia con la apertura de una tienda al norte de Bogotá. Mientras que Ligne Roset, multinacional francesa del mercado del mobiliario, a través de su filial en Colombia, Spazio W, anunció la diversificación de sus negocios con nuevos productos para los hoteles, vivienda y oficinas.

Pero los nacionales no se quedan atrás: siendo el negocio del año la adquisición de la empresa Muebles & Accesorios por parte de Colchones Paraíso; con lo cual, sí se tiene que Muebles & Accesorios en el 2017 reportó ventas por $40.000 millones, las estimaciones de las dos empresas alcanzarían los $200.000 millones al término de este año.

Además, en junio, Colchones Comodisimos anunció la ampliación de su planta en Itagüí-Antioquia y la apertura de 10 nuevas tiendas, plan con el que espera vender $100.000 millones para fin de año. Actualmente, Comodísimos cuenta con 130 almacenes en el país y espera cerrar con 140 puntos.

Finalmente, la empresa de muebles con más ventas en el país, Muebles Jamar, inauguró una nueva tienda ubicada en Barranquilla, en el centro comercial Trinitarias, que tiene un área de 2.300 metros cuadrados y tuvo una inversión de $2.500 millones. Así mismo, la compañía abrió su segunda tienda en Bogotá, a mediados de mayo, en el Centro Comercial Gran Plaza de la localidad de Bosa.

Las empresas más vendedoras

De acuerdo con los reportes de la Superintendencia de Sociedades, al cierre del 2017 Madecentro continua a la cabeza del sector mueble y madera, gracias a sus millonarias ventas. La compañía dedicada al suministro de materiales, insumos y a la prestación de servicios para la industria mueblera, logró una utilidad operacional de $434.343 millones el año anterior, lo que representa un crecimiento del 6,5 % con respecto al 2016.

Dentro del ranking, le siguen Challanger con $308.055 millones, aunque vale anotar que, además de muebles, esta firma también manufactura y comercializa todo tipo de electrodomésticos; en el tercer y cuarto lugar, porventas, se ubicaron la empresa caribeña Muebles Jamar y la bogotana Plásticos Rimax, que también se dedica a fabricar utensilios y productos plásticos para el hogar. La colchonera Industrias Spring ocupó el quinto puesto de este escalafón. (Véase el recuadro: Principales empresas del sector de muebles, según ventas).

De otra parte, la lista de las Pymes del mueble con mayores ventas está liderada por Industrias Rambler SAS ($23.474 millones), seguida de cerca por el Grupo SASA ($22.748 millones) y la firma Ducon SAS ($22.267 millones). (Véase el recuadro: Principales Pymes del sector muebles, según sus ventas).

Comercio exterior

Otro indicador que muestra buenos resultados es el comercio exterior de muebles; ya que, entre enero y septiembre del 2018, Colombia exportó muebles por un valor de US$43.4 millones, lo que implica un crecimiento del 20 %, frente al mismo periodo del año anterior.

Hasta septiembre de este año, la empresa vallecaucana RTA Design lograba las mayores exportaciones de mobiliario desde Colombia, con ventas al exterior por US$7.5 millones, seguida de Plásticos Rimax (US$5.6 millones) y Diseños y Soluciones Metalmecánicas (US$3.5 millones); de hecho, estas tres compañías concentran cerca del 40 % del total exportado en muebles.

A septiembre del 2018, Estados Unidos continuaba siendo el mayor comprador de muebles colombianos con el 24 % de participación, seguido de cerca por Panamá con el 21 %, y, de lejos, por Chile con el 10 %, eso indica que más del 55 % de los muebles nacionales se venden en estos tres mercados.

Importaciones

Entre tanto, en los primeros ocho meses del año Colombia importó muebles por US$52.5 millones, cifra que representa una caída de -8,9 % frente a lo importado entre enero y agosto del 2017. Esto va en sintonía con la alta tasa de cambio promedio que ha tenido el país este año ($2.953 pesos por dólar), lo cual ha motivado la mayor producción nacional para abastecer el mercado local, desestimulando levemente las importaciones.

Los muebles chinos siguen siendo los preferidos por las comercializadoras nacionales, con compras por US$20.8 millones a agosto del 2018, lo que equivale al 39,5 % del total importado.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password