Máquinas Descortezadoras: Sinónimo de productividad en plantaciones

Luisa Fernanda Castro Patiño

Periodista M&M

El descortezado es un proceso forestal que tiene como fin asegurar un tronco libre de  impurezas, tales como piedras, tierra, corteza o cualquier otra. Esta es una de las operaciones más importantes para asegurar la calidad del producto final, pero también una de las que demandan más tiempo, lo que, repercute en un alto costo para las empresas.

El descortezado de la madera es una actividad que se realiza no solo con el fin de asegurar la calidad de los productos finales –como por ejemplo tableros aglomerados y papel, dos productos que requieren la total descontaminación de la materia prima (madera)– sino para salvaguardar las sierras, cintas y discos de desgastes excesivos y de averías cuando se realizan operaciones de corte en los aserraderos, daños que pueden producir piedras, objetos metálicos u otros elementos extraños que se incrustan en la corteza de los troncos.

Lo anterior significa que las descortezadoras permiten un mejor rendimiento de las herramientas de corte en los procesos de aserrado, lo que conlleva a reducir tiempos muertos de trabajo debido al  recambio de cintas y discos por el desgaste prematuro de los mismos.

El descortezado es una labor de gran importancia para las empresas aserradoras y plantas industriales, pero también es la que demanda, actualmente, mayor tiempo en nuestro país pues un gran número de empresas forestales lo hacen de forma manual, utilizando machetes para remover corteza y ramas de los troncos.

El uso de una herramienta tan rudimentaria, no solo provoca demora en los procesos y altos riesgos para la seguridad de los operarios, sino también genera un encarecimiento de la mano de obra, pues al ser una tarea manual que exige gran esfuerzo físico, es difícil para las empresas contratar trabajadores para esta actividad.

Por esta razón el mercado ofrece distintas soluciones tecnológicas para el descortezado, que ayudan a reducir tiempo y dinero, se trata de distintos tipos de máquinas que aseguran la calidad de la madera para uso industrial.

En la actualidad, las empresas, en especial las que manejan aglomerados, pulpa y madera industrial exigen fustes descortezados; pues la mayoría no cuentan con el espacio suficiente (patio) para realizar el descortezado y buscan evitar sobrecostos en la manipulación y el transporte de los residuos para su posterior eliminación y/o aprovechamiento. 

Según Juan David Gaviria, director del área forestal de Eurosierras, empresa dedicada a la comercialización de máquinas y herramientas para el sector maderero, el proceso de descortezado ha evolucionado lentamente en nuestro país, pues más del 90 por ciento de la madera que entra limpia a los procesos productivos, provienen de trozas descortezadas manualmente, pero a medida de que la mano de obra ha ido escaseando en el campo y que las empresas aumentan la eficiencia en este proceso, se ha hecha necesaria la compra de equipos de alto rendimiento.

Plantación de eucalipto a gran escala.

¿Por qué adquirir una descortezadora?

Muchos industriales se preguntan a la hora de comprar cualquier equipo, si realmente vale la pena gastar dinero en ello, sobre todo si se ajustará a las necesidades de la empresa y si obtendrán un buen retorno de inversión (ROI) a corto o mediano plazo.

Uno de los beneficios de las máquinas descortezadoras, en general, es su capacidad de producción, pues la gran mayoría logra descortezar más de 100 toneladas de madera en un día. Según Gaviria se necesitarían de 10 a 12 operarios para procesar alrededor de 8 toneladas en este mismo período de tiempo.

Esto significa que es más costoso para una empresa realizar operaciones de descortezado, a través de la contratación de mano de obra calificada, que utilizar equipos de alta tecnología que además evitan accidentes laborales.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las actividades forestales continúan siendo, en la mayoría de los países, unos de los sectores industriales más peligrosos. De hecho, según investigaciones (1), el conjunto de operaciones de trabajo desarrolladas en las explotaciones forestales como preparación del suelo, apertura de hoyos, podas, tratamientos fitosanitarios, tala, desramados, tronzados y descortezados conllevan a factores de riesgos asociados con la caída de árboles y ramas sobre los operario; cortes, magulladuras, atrapamientos, así como riesgos higiénicos: ruido, vibraciones y exposición a sustancias tóxicas, entre otros.

Estos aspectos, unidos al uso de herramientas y maquinaria forestal rudimentaria tienen gran incidencia en la accidentalidad de la actividad forestal, lo que también acarrea altos costos para las empresas en cuanto a indemnizaciones plenas y ordinarias de perjuicios que comprenden lucros cesantes y morales (Art, 216 CST).

Tipos de descortezadoras

Descortezadora de tambor, normalmente se utiliza para altas producciones o cuando los fustes tienen un diámetro mayor a 45 cm.

Para el descortezado de las trozas existe una variedad de procesos y máquinas disponibles; estos son los de mayor uso en los aserrados a nivel mundial.

  • Descortezadoras de anillo mecánico: En este tipo de descortezadora el tronco o fuste es introducido a la máquina y es centrado por el transportador de alimentación mediante rodillos frontales; alimentando de esta forma al rotor.

El rotor contiene las herramientas de descortezado (cuchillas), las cuales, a través de su contante giro en forma de espiral, raspa el tronco. Las fuerzas de corte son de tal magnitud que la capa de cambium o el tejido vegetal del tronco se rompe, lo que facilita así la salida de la corteza. En el lado de descarga, los rodillos traseros de alimentación mantienen el tronco centrado mientras que éste es expulsado.

  • Descortezadoras de Tambor: Se utilizan para operaciones de descortezado de gran volumen o a gran escala y está constituida por un cilindro de varios metros de diámetro y longitud que tiene un movimiento giratorio. Las trozas se introducen por uno de los extremos de la máquina hasta cubrir cerca del 50 por ciento del volumen del cilindro, el cual rota contantemente; a medida que el tronco avanza hacia la salida, se producen fricciones y golpes en el mismo, hasta provocar el desprendimiento de la corteza.
  • Descortezadoras de Mandril: Usadas especialmente en empresas inmunizadoras que producen postes de 8, 10 y 12 metros para redes eléctricas. Estos equipos constan de un sistema hidráulico encargado de mover dos ruedas con giro enfrentado, que permite que el tronco gire y se mueva hacia la izquierda o derecha; el descortezado se hace por medio de un brazo que en su extremo tiene acondicionado un mandril con cuchillas planas que giran a alta velocidad y que al hacer contacto con el tronco por gravedad desprenden la corteza.

Descortezadora portátil o para frente de cosecha

Equipo movible realizando operaciones de descortezado a un eucalipto.

Dentro del grupo de descortezadoras hidráulicas existe una máquina novedosa, que se comercializa en Colombia, se trata de un equipo para descortezado, trozado y desramado de troncos de entre 5cm y 45 cm de diámetro, para especies con cortezas de fibra larga (Guasca) como el eucalipto, la acacia, la melina, la teca, la ceiba y la tolua, entre otras.

Su funcionamiento consiste en un procesador de descortezado que integra una grúa con un alcance de 7.5 metros, por medio de la cual se ubican los fustes o troncos en los rodillos de alimentación, dos horizontales y dos verticales; estos se encargan de presionar la corteza mientras que el fuste se va desplazando hacia adelante y hacia atrás, hasta lograr el desprendimiento de la corteza.

El trozado, lo realiza a través de un sistema de sierra de cadena encargada de hacer dicho corte y el desramado mediante unos cuchillos que abrazan el fuste; a medida que aumenta la presión y la velocidad de la máquina, genera el desprendimiento de las ramas.

Para su funcionamiento este equipo requiere un tractor que, a través de un cardam o tubo, va conectado directamente a la caja reductora de la máquina, dispositivo que multiplica las revoluciones por minuto (rpm) del vehículo hasta llegar a una velocidad óptima para alimentar todo el sistema y permitir el funcionamiento de los rodillos de alimentación.

La máquina integra  un control de mandos que facilita la operación con minijoysticks y switches de accionamiento de funciones tanto de la grúa, como de su cabezal; además cuenta con dos ruedas que facilitan el desplazamiento del equipo, sobre todo donde existen condiciones difíciles de terreno y donde se hayan realizado operaciones de entresacado.

En cuanto a la velocidad, la cual se mide en metros por segundo (mt/seg), está directamente relacionada con la capacidad del equipo de desplazar hacia adelante y hacia atrás el fuste por los rodillos de alimentación durante el proceso de descortezado; esto no significa que entre mayor sea la velocidad de avance mayor número de troncos serán procesados.

La grúa está integrada con un cabezal, cuya función es realizar la selección de los troncos.

De hecho, la productividad de la máquina está dada por el volumen del árbol que se esté procesando; es decir, si se descortezan dos árboles de 30 metros de largo, uno con un volumen de 0.2 mt3 y el otro de 0.4 mt3, la velocidad  de avance siempre será la misma, pero la máquina tendrá un mayor rendimiento en el segundo caso.

Ventajas del uso

Una de las principales ventajas del equipo portátil, es que puede realizar las operaciones de descortezado en el bosque, lo cual reduce para las empresas los costos de transporte de las trozas hacia los aserraderos y otros costos asociados a toda la logística.

Además una de las ventajas de realizar las operaciones de descortezado en el bosque, es que la corteza queda allí y sirve como abono para los demás arboles de la plantación, lo que evita también los costos de transporte de estos residuos para su posterior eliminación.

La capacidad productiva es otra de las ventajas de esta máquina, ya que alcanza un rendimiento de descortezado de 400 a 500 árboles en un día, lo que equivale a 120 m3 de madera y aproximadamente 2000 toneladas en un mes, y que por ende representa un ahorro notable en horas hombre. Es por esta razón que este equipo es recomendado para empresas y operadores forestales que tengan una capacidad de trabajo alta.

Otra de las ventajas de esta máquina es que tanto la grúa como el procesador cuentan con una radio de giro de 280°, que permite manejar los fustes sin necesidad de que el tractor se desplace, así como trabajar desde varias direcciones y proporcionar un espacio amplio adaptable también a la dirección de caída del árbol, proporcionando una distancia de hasta 3.5 metros entre los apilados de madera y la máquina.

Este equipo además cuenta con una altura de piso de 500 mm, esto significa que la distancia de la máquina con respecto al suelo ayuda a que tenga un desplazamiento seguro y a superar cualquier obstáculo del terreno.

Gracias a que el equipo tiene una presión hidráulica de 250 bar, la bomba proporciona una fuerza constante sobre la unidad del área para mantener rangos máximos de trabajo, lo que ayuda a realizar un descortezado uniforme.

El bajo costo en el mantenimiento de esta máquina es otro de sus grandes beneficios, pues como cualquier otro equipo mecánico de partes móviles, solo requiere un cambio periódico de aceite y filtro, así como un afilado de la cadena, cambios de rodamientos y engrase de las partes móviles por turno.

No obstante, para un buen funcionamiento del equipo, es necesario que éste trabaje con las maderas adecuadas para dicha operación, es decir que cumpla con las recomendaciones que indica el fabricante en el manual de funcionamiento y mantenimiento.

Para tener en cuenta

Lo más importante a la hora de elegir la máquina más adecuada para una empresa, es evaluar no solo la capacidad de producción, sino también si realmente se ajusta a las necesidades de la empresa. A continuación, algunas recomendaciones a tener en cuenta.

El tronco avanza hacia las ruedas de alimentación, las cuales realizan el descortezado del fuste.

1- Especie a procesar. Es importante tener en cuenta que no todas los fustes son fáciles de descortezar, como sucede con los árboles o arbustos frondosos de hojas anchas y planas. Es necesario conocer el tipo de corteza de los árboles a trabajar.

2- Uso final de la madera. Existen industrias que necesariamente requieren el descortezado de los fustes como las del papel y los tableros, la cuales hoy en día son muy exigentes en estos procesos.

3- Pre-tratamiento de la madera. El industrial debe considerar si la madera será sometida a algún proceso previo al descortezado, como por ejemplo el riego por aspersión, que facilita la extracción de la corteza y limpia la superficie de los troncos rolos.

4- Largo y diámetro máximo y mínimo de los rollos a descortezar. Existen fustes demasiados gruesos que requieren un tipo de maquinaria especial y que por lo regular, es de grandes dimensiones y no operan en el bosque.

5- Costo de la descortezadora. Verificar si la inversión del equipo, justifica la capacidad de producción de la planta o aserradero.

6- Capacidad del tractor. Para las máquinas descortezadoras como la movible o portátil, el tractor debe tener mínimo 70 caballos de fuerza (hp), para asegurar un mayor desempeño de la máquina, además debe tener en cuenta que logre soportar el peso del equipo (1500 Kg en total).

¿Y la corteza?

A pesar que la corteza de los árboles se convierte en un subproducto y es clasificada por la FAO como un residuo de madera, Colombia es uno de los países donde más se desperdicia el residuo. Según Juan David Gaviria, cuando la madera es descortezada en el bosque, generalmente el desecho se queda allí para enriquecer la formación de humus; pero cuando el descortezado se realiza en las instalaciones de las industrias, es acumulado en grandes pilas que contaminan el entorno.

Existen diferentes productos que se generan, a través del residuo de corteza; uno de ellos es el humus o compost, que sirve como abono para diferentes usos como jardinería y la agricultura en general. Además es un material ecológico que reduce la explotación de ecosistemas pantanosos desde donde se obtiene la turba para la elaboración de fertilizantes industriales.

Dado su elevado valor nutritivo, la corteza de los árboles también se puede utilizar, a través de diferentes mezclas y procesos, como alimento para los animales, tal es el caso de la harina forrajera, un producto de alta digestibilidad que realiza un importante aporte de fibra a la dieta animal, especialmente de los rumiantes.

Los taninos son otros de los productos obtenidos de la corteza de los árboles, se trata de  sustancias  de color rojo intenso que sirven como curtientes para pieles.

En general, la corteza de los árboles constituye una fuente importante de compuestos químicos que le confieren excelentes cualidades como materia prima para diversos usos; por esta razón los industriales en nuestro país deben aprovechar de una mejor manera este residuo, bien sea para evitar alteraciones en los ecosistemas por la acumulación de materia orgánica, la cual al descomponerse emite gases contaminantes en el entorno, o para crear nuevos productos o soluciones de gran utilidad social

_________________________________________________________________________________

Fuentes

Juan David Gaviria. Director área forestal. eurosierras.proyectos@eurosierras.com

Web: http://www.monografias.com – http://aulavirtual.agro.unlp.edu.ar

Cita

  1. García González et al., 2002.

0 Comentarios

    Deja un comentario

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password