Motion V, sistema de apertura elegante y sorprendente

Jose Luis Ordóñez Jiménez
Periodista

Normalmente, al momento de adquirir un mueble, los clientes fijan su interés principalmente en su diseño, apariencia y estética, por lo que pasan por alto uno de los componentes principales que le permite a cualquier mobiliario, desarrollar su función exitosamente: los sistemas de herrajes.

Éstos, que generalmente son utilizados para realizar el movimiento de apertura, son más que un accesorio, son dispositivos fundamentales que permiten un movimiento localizado en la estructura, en una cama, por ejemplo, puede convertirla en un cómodo escritorio o falsas paredes que pueden moverse fácilmente con el propósito de dividir espacios de manera discreta.

Debido a su importancia, estos sistemas han evolucionado en cuanto a sus partes y funcionalidades; de hecho, sus fabricantes han integrado a estos sistemas de apertura, componentes hidráulicos y automatizados con el objetivo de desarrollar dispositivos de movimiento mucho más silenciosos y suaves, que se destaquen por su versatilidad y elegancia.

Uno de estos funcionales y exclusivos mecanismos, es el Motion V, una novedosa propuesta de apertura de rototraslación para puertas de madera, que permite el movimiento elegante del frente del mueble, de forma manual o eléctrica, sin necesidad de la instalación de correderas.

Este versátil sistema, ideal para puertas desde 48-118 cm de ancho y entre 160 y 260 cm de altura, con un peso desde 15 a 50 kg y espesores de mínimo de 20 mm. Ofrece un gran número de ventajas de desplazamiento y estética que lo destacan frente a otras soluciones existentes en el mercado. Por ejemplo, puede instalarse tanto al lado derecho como al izquierdo, con un mecanismo de monobrazo adaptable a puertas pequeñas, como las de una cocina o la de un mueble de sala o alcoba.

Es ideal para instalaciones que requieren del uso de más de una puerta dentro del mismo sistema de muebles, de allí que sea particularmente funcional si se tiene en cuenta que, al abrir la puerta, esta queda traslapada sobre la siguiente, lo que resulta muy útil, especialmente cuando no hay mucho espacio de circulación.

Otra de las ventajas a destacar en este mecanismo es que es simétrico, lo que permite que pueda usarse a uno u otro costado del mueble, sin ningún tipo de restricción, lo que adiciona un gran atractivo estético gracias a que no se percibe el traslapo entre las puertas, pues estas se mantienen sobre una línea continua de movimiento.

En aplicaciones angulares –en donde se cuenta con dos puertas en forma de L–, o en el caso de que exista una sola puerta, el Motion-V2 representa una gran ventaja frente a las puertas corredizas, dado que no se requiere un espacio adicional para su desplazamiento. Además, su apertura –que soporta cargas de 15 a 50 kg dependiendo del tamaño de la puerta–, puede ser manual o asistida a control remoto, una interesante diferencia frente a sistemas de apertura similares.

Este sistema fue diseñado por la firma Servetto srl, compañía italiana que desde 1968 patenta nuevos productos que sirven como puntos de referencia para el sector, y que, gracias a su continua investigación y desarrollo, se sitúa desde hace años como líder en el sector de los accesorios para armario.

 Para nuestro país este sistema es comercializado por Alsada S.A.S –empresa importadora de herrajes y accesorios para muebles fundada en Bogotá en 2003– a un costo de $ ´301.100 + IVA para el Motion V0, y de $1´470.900 + IVA para la versión Motion V2.

Cabe resaltar que existen cinco referencias de este sistema, las cuales van desde V0 hasta el V3, además de una versión más pequeña conocida como VS, para puertas pequeñas.

Debido a lo novedoso, funcional y atractivo de sus componentes, la Revista M&M decidió presentar este artículo como guía para el proceso de instalación del Motion-V2, de la mano de Carlos Andrés Cantor, técnico en mantenimiento industrial y asesor técnico de Alsada, quien afirma que es posible llevar a cabo un perfecto montaje, siempre y cuando el manual de usuario y guía del producto, sean tenidos en cuenta durante todo el proceso.

Proceso de instalación del sistema de apertura de rototraslación

Como recomendación inicial del Asesor Técnico Alsada, y antes de iniciar, es necesario que el usuario lea atentamente los manuales para familiarizarse con cada uno de los componentes del sistema y con la terminología del fabricante.

Además, es fundamental contar con todas las herramientas necesarias para el proceso, entre las que se encuentran:

  • Destornillador de estrella.
  • Llaves bristol número 3, 4 y 5.
  • Elementos de medición como flexómetro, reglas y escuadras.
  • Taladro con broca de 5 mm o 3/16, para la fijación de los tornillos euro que viene con el paquete de instalación.
  • Escalera.

Paso a paso

Antes de dar paso al montaje del mecanismo, debe saber que todas las medidas que indica el manual y las que indicaremos a continuación, están expresadas en milímetros.

1- Este sistema debe ser instalado a un mueble armado, por lo que el primer paso es realizar la medición y el trazado para las ocho primeras perforaciones en la parte interna derecha del vano, o estructura que soportará el mecanismo.

La primera de las ocho aberturas, que será la guía para las siete restantes, debe hacerse a 64 mm de la parte superior de la tapa del mueble hacia abajo, y a 37mm del borde del mueble hacia adentro. La segunda marca debe hacerse de manera horizontal hacia el interior del mueble, a 26 mm de la primera.

Para las siguientes seis marcas, que van de manera descendiente, es posible hacerlas basados en el sistema 32, de centro a centro.

 2-  Hecha la demarcación, es momento para hacer las perforaciones con el taladro y la broca de 5 mm o 3/16.

Una vez hecha las perforaciones para el soporte de la parte superior, es necesario demarcar las referencias para la segunda base.

Para ello, la primera de las ocho marcas de la parte inferior debe estar a 1.376 mm de la primera y, a partir de allí, realizar las ocho perforaciones a una distancia de 26 mm entre perforaciones horizontales, y del sistema 32 mm para las siguientes; de la misma forma que las marcas de la parte superior. Esta medida aplica para únicamente para los mecanismos de puertas desde 160 cm hasta 260 cm de altura.

[adrotate group=»13″]

[adrotate group=»14″]

 3- Luego de tener ubicadas las dos primeras guías para los soportes, es el momento de realizar dos perforaciones para la guía superior al interior de la tapa del mueble.

La primera de ellas debe estar a 500.5 mm del costado opuesto donde se realizaron las primeras medidas, y a 121 mm de distancia del borde del mueble hacia adentro; en ese punto se hará la primera perforación.

La segunda, se realiza a 64 mm, a la misma distancia del borde (121 mm). En este momento el mueble ya cuenta con las guías para el sistema de apertura de la parte interior.

 4- Ahora, dejaremos por un momento el mueble con las perforaciones, y nos enfocaremos en la puerta del armario, en ella haremos un nuevo grupo de guías de instalación. Para que el sistema funcione de manera adecuada, las guías deben estar en la cara interna de la puerta.

Al igual que en los pasos anteriores, se realizarán dos grupos de perforaciones, uno en la parte superior y otro en la inferior. Para ello, es necesario
contar con tres medidas -A, C y D- que se resaltan en la guía de instalación del producto.

Para conocer exactamente la medida de cada una de ellas, es preciso resaltar que la puerta o tapa del mueble, en este y cualquier otro tipo, en el momento que cierra, cumple con la función de cubrir el mueble, tanto al frente como a los costados, lo que comúnmente se conoce como parche o semi parche.

Al hacer dicho cubrimiento, la puerta se apoya en el marco del mueble, y es en ese punto de apoyo en donde A, C y D, tienen lugar.

Como se observa en la gráfica, la medida (A) corresponde al área que cubre la puerta con respecto al marco del mueble en la parte superior; (D), es el área de contacto del costado derecho, y (C) la medida del costado izquierdo.

 Estas tres medidas dependen directamente de la dimensión del mueble, por eso no son un estándar, razón por la cual es necesario calcularlas en
cada mueble de forma correcta a fin de obtener unas guías de perforación con la medida deseada.

5- Teniendo en cuenta la anterior alcaración, el siguiente paso es realizar la primera de ocho guías de perforación requeridas en este punto; para
ello, la medida se toma de forma horizontal desde parte izquierda de la puerta, a 483 mm más (D), y a 63 mm más (A) de la parte superior hacia
abajo.

Para conocer la medida (D) es necesario medir el ancho del marco del mueble y restarle el tamaño de la puerta que, comúnmente, tiene 3.0 milímetros menos del marco en el que se instalará.

(A) es la medida del grosor de la lámina o tapa del mueble.

En ese punto se realizará la primera perforación. La segunda y tercera se harán a 32 mm hacia la derecha, de manera horizontal.

Posteriormente, de la primera guía, de manera vertical descendente se marcarán cinco guías más, a una distancia de 19 mm una de la otra, tal como lo indica el plano.

 6- . Este mismo grupo de guías se replicaránen la parte inferior, a una distancia de 1376 mm desde el segundo punto de referencia que se resalta en el plano.

7-  Finalmente, se marcan dos guías más en la parte superior derecha de la puerta. La primera estará a 23 mm más (A) del borde superior de la puerta de forma vertical, y horizontalmente, a 27 mm más (C).

La medida (C) es el mismo valor de (D)

 8- Listas las guías, es necesario realizar la perforación en cada una de ellas, para luego proceder a realizar el montaje, tanto en la puerta como en el marco.

Primero se ubican en la puerta, la guía de soporte de la parte superior de la puerta, la cual entra a presión y los soportes, superior e inferior, que irán atornillados.

Segundo, se ensamblan las partes de soporte del brazo en el marco del mueble, con un par de topes que evitan al metal golpearse con el mueble.

Tercero, se posiciona la base del brazo en la parte superior. La pieza cuenta con un par de guías que permiten su fácil ubicación.

 9-  Ubicados todos los soportes, la instalación del tubo que facilitará el movimiento armónico de todos los componentes, es el paso siguiente. Este componente cuenta con diferentes dispositivos de fácil montaje, que le permiten estar nivelada y moverse de manera fluida.

10-  Tanto el mueble, como la puerta, cuentan con las piezas necesarias, listas y montadas perfectamente, ahora el paso siguiente es acoplar la puerta al sistema instalado en el mueble, así quedará listo para su uso.

11- Como paso opcional, es posible montar un motor eléctrico que se acciona de manera inalámbrica, para la apertura y cierre del brazo. Para su instalación, el motor cuenta con una guía que permite marcar los puntos para su fijación.

Con el uso del taladro, es posible hacer las perforaciones necesarias y fijar fácilmente el motor

 12- Finalmente, para que el sistema funcione de manera correcta, es necesario contar con una conexión eléctrica que permita el accionar.

Crédito:
1) Fotografías cortesía de Alsada.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password