Seccionadora de última Generación: El Corte Perfecto para los Tableros

Paola Andrea Ruiz

Periodista M&M

Especializadas en el corte de tableros de madera, las seccionadoras de última generación, se han convertido para la industria, en una herramienta clave que garantiza, racionaliza y maximiza el recorte de material y aumenta considerablemente la productividad, agilizando el proceso de corte repetitivo.

 Una de las necesidades imperantes de las empresas pertenecientes a la industria de la madera y el mueble ha sido, sin lugar a dudas, responder adecuadamente a la creciente demanda de productos que hace su mercado y, sobre todo, a la competencia que se acrecienta en el sector. Procesos que van desde la producción de la madera hasta su tratamiento y transformación, son sometidos continuamente a modernizaciones.

La mecanización y automatización de las herramientas y equipos de trabajo, así como la aplicación de nuevas tecnologías a la maquinaria con la que se trabaja en el sector maderero, no sólo ha logrado que esta industria cuente con más y mejores recursos técnicos y tecnológicos para adelantar sus procesos, sino que también ha permitido la optimización de los ciclos productivos.

Ejemplo de ello, son las seccionadoras de última generación que se consiguen actualmente en el mercado, y que han ido evolucionando con miras a garantizar el cumplimiento de un fin específico: lograr mayor eficacia y precisión en el corte de los tableros de madera.

Seccionadoras: Solución para el Corte Industrial

Las seccionadoras, son máquinas de producción industrial que, mediante cortes automatizados, realizan el dimensionado de los tableros de madera. Su flexibilidad y precisión, las convierte en los equipos adecuados para resolver los problemas de corte existentes en las empresas del sector, sin importar su tamaño.

Las seccionadoras además de reunir los requisitos básicos del corte, cuentan con tecnología de punta que les permite ofrecer posibilidades de trabajo, velocidad, corte y precisión, muy diferentes a las sierras verticales. Por ejemplo, mientras en una sierra vertical no se pueden cortar varios tableros a la vez, en las seccionadoras y gracias a su mecanismo de mordazas macizas –que presiona los tableros y elimina el colchón de aire que hay entre ellos– se pueden dimensionar varios paneles al tiempo y en un solo proceso.

De igual forma, existen otras diferencias entre las máquinas tradicionales de corte y las seccionadoras de última generación que facilitan el trabajo, como la posibilidad que ofrece de definir los esquemas de corte previamente programados desde un equipo remoto utilizando un software, con el cual se carga y se procesa la información necesaria para establecer la medida de corte de uno o más tableros; luego, mediante la red interna y desde el computador donde se ha trabajado la información, estos datos alimentan la máquina para que realice el dimensionado según los requerimientos programados. El operario puede ir verificando el trabajo en el panel de control de la máquina. Algunos software instalados en ciertos tipos de seccionadoras, permiten además, controlar los requerimientos de producción bien sea por tiempo o por material.

En los últimos años, Colombia se ha logrado poner a la vanguardia en el uso de este tipo de maquinaria, gracias a que las empresas importadoras de equipos y herramientas para el sector maderero se han dado a la tarea de conseguir, en países como Austria, Alemania e Italia, máquinas seccionadoras con tecnología de punta. Muchas de ellas han ido evolucionando, en la medida que han reemplazado hardware por software, y se han hecho más funcionales, compactas y exactas.

Partes y Características Generales

En el mercado nacional, se encuentran seccionadoras de diferentes marcas y referencias. En su gran mayoría están diseñadas y construidas de manera similar y poseen las mismas características técnicas y operativas, sin embargo, es importante recalcar que, de acuerdo al fabricante, pueden variar no sólo algunos de sus componentes, sino sus características.

Las partes comunes a la mayoría de las seccionadoras, son:

Sistema Motriz: Se ubica en el bastidor del equipo y está compuesto por motores, servomotores, componentes mecánicos, eléctricos y electrónicos, así como sistemas neumáticos, que permiten el accionamiento y funcionamiento de la máquina. La potencia de los motores de las seccionadoras existentes en el mercado nacional, varía entre 9Kw y 20Kw, rangos que asegura fuerza y velocidad en el corte.

Eje de Corte: Es la bancada principal de la máquina sobre la que se ubican las guías de deslizamiento del carro porta sierra, que puede ser por piñón y cremallera o correa. Dicha estructura está construida con acero normalizado y soportes robustos y resistentes para garantizar estabilidad, ausencia de vibraciones, precisión y rigidez del movimiento, lo que asegura cortes perfectos con un margen de error de dos décimas, contra 0.5 a 1 milímetro que manejan los equipos tradicionales de corte.

  • Carro de sierra: Esta unidad es la encargada del corte de la madera y está compuesta por el disco de sierra principal, cuyo diámetro puede variar entre 300 y 355 mm. La máquina puede utilizar sierras con diferente número de dientes según el trabajo a realizar y el grosor de los tableros a dimensionar; ciertos modelos incluyen un compartimento especial al lado del carro de sierra para guardar los discos. En la mayoría de las seccionadoras, la altura de la sierra principal es regulada automáticamente por control numérico y puede oscilar entre los 75 a 150 mm –según la referencia de la máquina– y se gradúa de acuerdo al espesor del paquete de tableros que se trabajará.

El grosor de los paneles a seccionar también define la apertura del prensor – encargado de sujetar con fuerza los paneles – para evitar movimiento en los tableros, mientras se realiza el corte. En las seccionadoras modernas, el rango está entre los 70 y 150 mm lo que permite realizar el dimensionado de tres a cuatro tableros a la vez, número que puede cambiar según el calibre de los paneles y obviamente de las máquinas.

El carro de sierra también está compuesto por el grupo incisor, que consta de un disco incisor y un motor. Las medidas del primero varían entre 150 y 200 mm, y la potencia del segundo, entre 1.1 y 2.2 Kw. Este disco evita que el material se desportille al momento de realizar el corte, lo que garantiza un perfecto acabado en las piezas.

Las características de algunos componentes del carro de sierra, como el sistema de ruedas dentadas, las cremalleras de alta precisión y el sistema de guía lineal, garantizan que su accionamiento sea extremadamente suave a lo largo de todo el corte, lo que facilita que la máquina adquiera velocidades importantes en cuanto al dimensionado se refiere. El avance regulable en continuo es de 5 -100 m/min en algunos modelos, y de 1-120 m/min en otros, en todo caso esta maquinaria puede trabajar sin descanso hasta tres turnos continuos.

  • Mesas de alimentación y soporte: Una de las características más importante, novedosa y que representa una gran ventaja sobre las demás máquinas tradicionales –utilizadas hasta ahora para el corte de los tableros de madera– la constituye el grupo de mesas de alimentación, instaladas en su superficie. Se trata de varias esferas a las que se le inyecta aire mediante un soplador y que funcionan como válvulas; cada vez que un panel reposa sobre las mesas, las válvulas se accionan creando un colchón de aire que sirve para eliminar la fricción entre el tablero y la mesa, y sostener adecuadamente el panel. Su versatilidad permite que la alimentación se realice de manera frontal y lateral cuando se hace manualmente, y por la parte posterior, cuando utiliza cargador automático.

Vale anotar que las mesas de alimentación tienen dimensiones específicas acordes a las medidas de las seccionadoras y pueden oscilar entre los 600 x 2000 mm y los 650 x 2050 mm.

Algunos fabricantes ofrecen la posibilidad de adquirir mesas adicionales para agilizar la carga y descarga de las máquinas, igualmente, algunos ofrecen la posibilidad de automatizar la alimentación del material a la máquina, ya sea mediante un aditamento directamente conectado al equipo o dispositivos de elevación por vacío.

  • Desplazador de material y mordaza de paquete: Esta parte de la máquina consta de desplazadores o empujadores de material, que son carros accionados por servomotores de tecnología digital encargados de guiar y ubicar los tableros a través de la sección encargada del corte. Según la información procesada en el sistema, los tableros son movilizados adecuadamente para realizar los cortes transversales o longitudinales, siendo este último el primero en el esquema de corte.

Debido a que estas máquinas permiten el dimensionado de varios tableros a la vez, utilizan entre cinco y seis mordazas o pinzas que sujetan, firmemente, los paneles para evitar movimientos durante el corte e imperfecciones en las piezas trabajadas.

Tecnología al Servicio de la Industria

Hablar de los avances tecnológicos en maquinaria es tratar un tema complejo, pues muchas de las piezas y de los sistemas que las conforman, hacen parte de lo que hoy se conoce como tecnología de punta.

Tras los más recientes adelantos en esta materia, se ha logrado que las seccionadoras trabajen utilizando sistemas de control u operativos basados en software para predimensionado, soporte técnico y autodiagnóstico.

Los software empleado para el predimensionado permiten programar fácilmente las máquinas mediante la utilización de medios gráficos, de tal manera que se puedan hacer mediciones precisas con las que se logra optimizar los tableros y de esta forma  evitar el desperdicio.

Por lo general, dichos software, que en su gran mayoría están basados en Windows, pueden correr también en computadores paralelos a la estación de trabajo, aspecto que permite que un operario programe los cortes que realizará la seccionadora y posteriormente, cargarlos en ella. Así se logra que siempre haya un programa activo de corte y no existan periodos muertos de producción. La comunicación entre la máquina y los computadores paralelos que contienen la información de producción y dimensionado, se realiza mediante conexión de red.

De otro lado, la utilización de software en dichas máquinas permite además garantizar asistencia remota para el soporte técnico y el autodiagnóstico, es decir, en caso de existir algún problema o anomalía con el equipo, se puede establecer conexión con el control de la máquina y revisarlo, mediante un procedimiento que se puede hacer directamente en la seccionadora desde el mando de la misma, o de manera remota desde la oficina o la industria. También se puede acceder al centro de servicio técnico virtual que ofrecen algunos fabricantes.

Sin embargo, y como toda máquina que basa sus procesos en sistemas y software, es preciso implementar sistemas de seguridad –antivirus y back up-, para los computadores, archivos y programas que intervienen en todo el proceso de corte y producción, por cuanto la tecnología también supone riesgos como los virus que infectan los sistemas operativos o la posibilidad de sufrir desconfiguraciones.

La Compro o No la Compro

 Esta es, sin duda, una de las preguntas más importantes que se debe hacer un industrial pensando en la modernización de su empresa. Acertar en la compra de una maquinaria depende de varios factores que se deben analizar cuidadosamente.

Para el caso de las seccionadoras, es importante establecer los siguientes puntos:

  • Volumen de Trabajo: No todas las empresas requieren realmente una seccionadora para la realización de sus trabajos, por ello, es preciso identificar si el volumen de corte diario supera los 100 tableros, para pensar en hacer la inversión. Empresas como los centros de servicios dedicados a dimensionar madera para terceros, y la industria del mueble, son quienes más utilizan este tipo de maquinaria.
  • Reemplazar maquinaria: En empresas donde existan más de dos sierras verticales e incluso, más de dos escuadradoras, también se puede pensar en hacer un cambio a una seccionadora, ya que de esta forma se puede evitar gastos operativos innecesarios y lograr un mejor aprovechamiento de los operarios en otras funciones. De igual forma, este tipo de equipo mejora la calidad del corte gracias a su precisión y exactitud. Sin embargo, no se puede pensar en reemplazar maquinaria por el simple hecho de hacerlo, sólo amerita, si su nivel de producción lo requiere.
  • Requerimientos Técnicos y adicionales: Comprar una seccionadora implica también adquirir ciertos aditamentos que garanticen su buen funcionamiento, por ejemplo, un extractor de polvo y viruta o un sistema de aspiración, que se debe instalar en la máquina y que debe funcionar paralelamente con ella, ya que este equipo es el encargado del manejo de los desperdicios. Sin éste, la seccionadora no puede trabajar adecuadamente y corre el riesgo de estropearse o, en el mejor de los casos, ser sometida a continuos ciclos de limpieza, que además de ser demorados, resultan muy costosos para el industrial. Es preciso tener en cuenta, que las seccionadoras no incluyen este sistema, es una inversión que debe realizarse adicional al equipo de corte.

Teniendo en cuenta que las máquinas no son mejores que sus condiciones de operación, es importante que el industrial, antes de la compra adecue su planta o taller para aprovecharla, así, debe revisar el estado de la acometida eléctrica necesaria para su instalación, si se cumplen las normas básicas establecidas y además, si cuenta con una correcta instalación de polo a tierra.

También es importante –y considerando que el equipo mide entre 5.0 y 6.0 metros y tiene un peso considerable– que se asegure de que su planta tenga un piso homogéneo, preferiblemente de concreto de 3 mil libras, 200 milímetros de espesor con refuerzo de hierro, sin dilataciones ni introducciones, pues la máquina no debe ser sometida a fricciones ni a vibraciones que puedan alterar la característica de su funcionamiento, perder nivelación e incidir negativamente en el corte.

La precisión de las seccionadoras puede verse afectada por una inadecuada parametrización y sobre todo, de su correcta instalación.

Sin duda alguna, las seccionadoras se han convertido, gracias a sus características técnicas y operativas, en una de las soluciones tecnológicas más completas y fiables utilizadas hoy en día por la industria del mueble y la madera, debido  no sólo a que agilizan el proceso de corte repetitivo, sino que además garantiza la confiabilidad y exactitud en el dimensionado.

  • Fuentes:
  • Jaime Guerrero: Ingeniero Mecánico Gerente Técnico de Makser. guerrero@makserweb.com
  • Alfredo Garcia. Asesor Comercial Aristizabal y Jinete. alfredo@ayj.com.co

0 Comentarios

    Deja un comentario

    Login

    Welcome! Login in to your account

    Remember me Lost your password?

    Lost Password