Masisa está en la recta final para salir de sus bosques

Poco a poco Masisa, una de las tres grandes empresas forestales de Chile, está diluyendo su presencia como dueña de bosques.

La firma, que es controlada en un 67% por GN Holdings S.A. -sociedad ligada al filántropo suizo Stephan Schmidheiny-, que también tiene como accionistas a los fondos de inversión small cap de BTG, Bice y Compass con alrededor del 15% de la propiedad, está cerca de cerrar la venta de todos sus bosques en Chile y Argentina.

En las últimas semanas UBS, el banco suizo que asesora a la firma en la transacción, recibió las ofertas definitivas de parte de los actores que están interesados en adquirir los bosques situados en ambos países, pero también estaría abierta la opción de enajenar los activos por separado.

La puja está encabezada por dos conocidos de Masisa: Timberland Investment Group (TIG) y Hancock Timber Resource Group (HTRG). Ambos habrían ofertado más de US$ 500 millones, estima una fuente conocedora de las negociaciones.

El primero es un fondo con sede en Atlanta, administrado por el banco de inversión brasileño BTG Pactual, que maneja en torno a US$3.500 millones en alrededor de 900.000 hectáreas de bosques en el mundo.

TIG ya había ofertado por bosques de Masisa en 2014, cuando la firma ligada al empresario suizo puso en venta el 80% de su patrimonio forestal prescindible de ese entonces -62.000 hectáreas de tierras y 32.500 hectáreas de plantaciones de pino radiata-, ubicado en las zonas de Temuco y Valdivia en Chile. Sin embargo, en la puja por estos activos se impuso la gestora de activos forestales canadiense Hancock, que desembolsó por ellos US$203,6 millones. Masisa se quedó como socio del 20% de esos activos.

Hancock tiene su sede principal en Boston y es una subsidiaria de la firma canadiense Manulife Financial Corporation. HTRG administra por cuenta de inversionistas internacionales aproximadamente US$10.800 millones en 2.600.000 de hectáreas de bosques a lo largo de EE.UU., Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Chile.

Distintos conocedores del proceso aseguran que Arauco -ligada al Grupo Angelini-, una de las dos forestales más relevantes de Chile, también está interesada en comprarle los bosques a Masisa, dado que encajarían perfecto para su planta MAPA, la más grande de nuestro país y que será intensiva en procesamiento de productos forestales.

Con las ofertas en su poder, el banco UBS espera cerrar en conjunto con Masisa este negocio en las próximas semanas, o a lo sumo, a inicios de 2020.

Promob 1200x100
Pegaucho 1200x100
SCM 1200X100
Slider

Los activos forestales en venta tienen, en su conjunto, un valor libre de aproximadamente US$559 millones, de los cuales US$344,2 millones corresponden a los activos chilenos y US$214,6 millones a los trasandinos.

En total, se están vendiendo 56.190 hectáreas en Chile, plantadas principalmente con pino, y 54.398 hectáreas en Argentina, plantadas con eucaliptos y pino. Al 31 de diciembre de 2018, los activos forestales chilenos representaban más del 20% de los activos totales de Masisa.

Con información de: www.latercera.com/

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register