Usan membrana de madera para filtrar el agua de mar con extraordinaria sencillez

Filtrar la sal del agua de mar puede requerir mucha energía o ingeniería especializada, sin embargo, en la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, Estados Unidos, crearon una fina membrana hecha de madera porosa que puede solucionar esta necesidad y producir agua potable.

En la destilación por membrana, el agua salada se bombea a través de una película, generalmente hecha de algún tipo de polímero con poros muy angostos que filtran la sal y dejan pasar solo las moléculas de agua. No obstante, el ingeniero Jason Ren y sus colegas de Princeton, lograron hacer lo propio con madera de tilo.

Los tilos son un género de árboles de la familia de las malváceas (anteriormente clasificados en su propia familia, las tiliáceas), nativos de las regiones templadas del hemisferio norte. Comprende una treintena de especies, que se distribuyen a lo ancho de Asia, Europa y el oriente de Norteamérica. La membrana desarrollada para filtrar agua de mar está hecha de una pieza delgada de tilo americano, que se somete a un tratamiento químico para eliminar las fibras adicionales en la madera y hacer que su superficie sea resbaladiza para las moléculas de agua.

Un lado de la membrana se calienta de modo que cuando el agua fluye sobre ese lado se vaporiza. A continuación, el vapor de agua viaja a través de los poros de la membrana hacia su lado más frío y deja atrás la sal, condensándose como agua dulce. Esto requiere mucha menos energía que simplemente hervir toda el agua salada porque no hay necesidad de mantener una temperatura alta durante más de una capa delgada de agua a la vez.

Este método filtra aproximadamente 20 kilogramos de agua por metro cuadrado de membrana por hora, que no es tan rápido como las membranas de polímero. Los investigadores piensan que puede deberse a que no tenían el equipo para hacer que su membrana fuera tan delgada: tiene un grosor de 500 micrómetros, mientras que las membranas de polímero generalmente están más cerca de 130 micrómetros de grosor.

Hacer que las membranas de madera sean más delgadas no debería ser demasiado difícil con el equipo adecuado, según Ren: «La parte funcional de la membrana es de un micrómetro de espesor. El resto es solo una estructura de soporte para que sea más difícil de romper».

Este nuevo invento y sus desarrollos futuros le darán la oportunidad a las habitantes zonas en las que escasee el agua dulce de filtrar y consumir el agua del mar sin problema.

Con información de: www.xatakaciencia.com

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password