Sierras y equipos: maquinaría recuperando y ganando mercado

Sierras y Equipos es una empresa familiar, de origen antioqueño, representante de firmas fabricantes de maquinaria para la industria mueblera, maderera,  metalmecánica y de alimentos, importa también herramientas de corte,  y además presta el servicio de reparación y afilado de estas.  Por la esencia de su negocio atiende varios sectores de la economía nacional y, gracias a su dinamismo y evolución permanente, se ha posicionado como un gran actor del sector

Fundada en 1997, en Itagüí, por el administrador de empresas graduado en la Universidad Eafit, Juan Fernando Álvarez, empresario antioqueño con vasta experiencia en el sector ferretero y de la construcción; Sierras y Equipos (SYE) nace con la clara visión de especializarse en la importación de sierras para el corte de metales y, rápidamente, pone en marcha toda la actividad complementaria alrededor de las herramientas hasta lograr destacarse por ser un proveedor integral.

Es así como, hoy, no solo importa las marcas líderes del mercado de sierras y maquinaria, sino que ha invertido importantes recursos en tecnología de última generación para la prestación de servicios de mantenimiento, reparación, soldadura y afilado.

Es política de Sierras y Equipos asumir como suyos los problemas de sus clientes, entendiendo los traumas que puede representar una cesación de operaciones, es por ello que ha diseñado procesos con altos estándares de calidad, respaldados por una fuerte estructura administrativa y una moderna planta de producción en la que pone a disposición de los industriales su experiencia y conocimiento.

“No nos limitamos únicamente a comercializar los equipos y herramientas como una ferretería. Vendemos los equipos que las utilizan, damos mantenimiento y soporte técnico sobre los equipos y las herramientas. Para nosotros es muy difícil decirle a los clientes que no tenemos la culpa en problemas presentes en sus procesos en los cuales intervenimos, ya que vendemos y reparamos los equipos y las herramientas que les vendemos”, afirma Juan Fernando Álvarez.

El personal de Sierras y Equipos –50 empleados aproximadamente– es interdisciplinario, pues la compañía ha invertido importantes recursos y tiempo en su capacitación para que entiendan, atiendan y resuelvan los problemas de los clientes, en el menor tiempo posible y con el mayor compromiso; no en vano, por ejemplo, sus técnicos viajan por todo el país para atender sus requerimientos, en el menor tiempo posible, con máxima eficiencia y sin que represente altos costos económico para ellos; porque es filosofía de la compañía que a todo el personal le duela el trauma de los cliente.

Hoy, la compañía opera en una moderna bodega de 2000 m2, en Medellín, donde maneja inventarios permanentes de maquinarias y herramientas, cuenta con un amplio espacio de exhibición y demostración de maquinaria dotado con un moderno sistema de extracción, amplios parqueaderos para visitantes, allí destina más 200 m2 al área de afilado. En Bogotá, cuenta con un show room de 500 m2.

Sierras y Equipos atiende también una gran operación logística que incluye producción, empaque y despachos diarios de mercancías a todas las ciudades del país, –cerca de 1.500 envíos al mes–, en una operación que involucra además de sus seis mensajeros (dos Bogotá y cuatro Medellín), el concurso de dos empresas de mensajería.

Por las características de su operación, ha crecido atendiendo varios sectores que utilizan sus productos y servicios como son el mueblero y constructor (madera y tableros), el alimenticio (de carnes), el metalmecánico (aluminio, acero, etc.), el de empaques, el minero y el agrícola, entre otros.

Maquinaría: recuperando y ganando mercado

Particularmente, el sector maderero y mueblero ha sido atendido por Sierras y Equipos a través de una eficiente oferta de sierras cintas Lenox y Wikus, discos BSP y FLAI; pero fue en 2006, a partir de su segunda participación en la Feria M&M, que tomo la decisión de  complementar su portafolio con inclusión de maquinara para madera y tras pensar en Oriente y otras latitudes, en 2010, selecciono la firma italiana SCM GROUP como el socio ideal para iniciar esta nueva operación.

SCM representa para Sierras y Equipos un buen aliado comercial, pues es una de la más grandes y reconocidas empresa proveedoras de maquinaria en el mundo, con un amplio portafolio de maquinarias que va desde pequeñas y manuales hasta las más sofisticadas y robotizadas. Además es ampliamente reconocida por su calidad.

Vale anotar que antes de su alianza con Sierras y Equipos, SMC ya había estado presente en Colombia y había colocado un importante número de máquinas pero, desafortunadamente, diversas falencias de los representantes encargados en el momento, afectó severamente la credibilidad de la firma y de sus máquinas, a tal grado, que casi hace imposible recuperar su representación para Colombia.

Sin embargo, después de cuatro años de trabajo serio y persistente, Sierras y Equipos no solo ha logrado ganar nuevamente la confianza de la mayoría de los antiguos usuarios de la maquinaria SCM, sino que ha colocado en el mercado más de 100 máquinas, entre grandes y pequeñas, con precios que oscilan entre los $8 millones y los $400 millones.

 

Sistemas de extracción.

Cabinas de pintura

Mesas de lijado

Hoy, como complemento al portafolio de productos para los sectores maderero y mueblero –y tras advertir la falta de equipos tecnológicos adecuados que sufre la industria de la madera– Sierras y Equipos también ha incursionado en las líneas de aspiración de aserrín, mesas para el lijado, cabinas para pintura (Imas) y hornos para el secado de la madera (bigon dryll), tecnología toda Italiana.

Las marcas Imas y Bigon dryll han sido aliadas para este exitoso proyecto gracias al cual ya ha instalado varias líneas, de especificaciones considerables, en el país, con lo que se le ha dado respuesta a la confianza de importantes clientes como Domina, Grupo Ríos, Mueble Ideas, Didácticos Pinocho, Cemad carpintería, entre otros.

Por estas razones departamento de maquinaria para madera ha crecido más rápido de lo que esperaba, a tal punto que hoy cuenta con un ingeniero industrial como coordinador del departamento técnico, cinco técnicos (tres en  Medellín y dos en Bogotá) y un operario práctico (acompañante) que trabaja en las empresas de los clientes con los operarios de planta; además cuenta con cinco asesores comerciales y un diseñador industrial para centros de trabajo.

[adrotate group=»43″]

[adrotate group=»44″]

Hoy la maquinaria para madera representa el 65 % de las ventas de maquinaria de la compañía y el 30 % de las ventas totales de la empresa, cifras que han superado las expectativas proyectadas a diez años.

Sierras y Equipos aún concentra el 60 % de sus ingresos en las ventas de máquinas para metalmecánica, herramientas y sus servicios, pero esta tendencia ha ido invirtiéndose rápidamente. Su proyección es continuar creciendo en todas las líneas pero, especialmente, en los equipos para la madera, segmento que ofrece una oportunidad de crecimiento importante; de hecho, en el 2014 ha registrado un incremento en los ingresos de un 21 %.

La era del diamante

El país, en los últimos ocho años, se ha tecnificado de manera sorprendente, y de la mano de la actualización de maquinaria, han llegado novedosas herramientas de corte, puntualmente, las de diamante. Hoy, cuenta con una cantidad importante y creciente de herramientas en este material.

Sierras y Equipos, en el último año, ha podido detectar más de 500 referencias de herramientas utilizadas por sus clientes, que van desde fresas simples para centros de trabajo CNC hasta las fresas más sofisticadas para equipos de altísima producción.

La citada situación generó un gran mercado de afilado de diamante atendido desde el exterior, siendo principalmente Brasil, Alemania, España e Italia, los países a los que debían enviar las herramientas para su afilado y mantenimiento; lo ha conllevado a que los usuarios asuman altos costos en el servicio, representados no solo en el servicio en sí mismo, si no en el transporte –el tiempo de envió y regreso–, que puede llegar a tomar entre 30 y 60 días, en el mejor de los casos.

Sierras y Equipos, consecuente con su compromiso de servicio, siempre atento a las oportunidades del mercado y respaldado por su experiencia de casi 20 años en el servicio de afilado de herramientas de tungsteno y HSS, incursionó en el servicio de afilado de diamante policristalino (PCD); un proyecto que duró en estudio cerca de tres años y se cristalizó en junio del 2013, cuando llegó su primera máquina Vollmer para diamante, la cual no ha parado de trabajar desde entonces.

Hoy, ya con su segunda afiladora de última tecnología instalada en agosto de este año y con una inversión cercana al millón de dólares, representados en las afiladoras, el equipo de preseteo, la adecuación de las instalaciones y la capacitación de los operarios, SYE ofrece su servicio con altos estándares de calidad y en un tiempo record de entrega de tres días.

En un año de servicio ha atendido más de 80 empresas nacionales y ya presta servicios en Perú, Ecuador y algunos países de Centroamérica. Son sus clientes regulares, grandes empresas nacionales cómo Moduart, Tablemac, Madecentro, RTA, Carvajal, Inval, entre otras, y observa un gran crecimiento, en el corto plazo, de empresas medianas que planean incursionar en la tecnología del diamante policristalino (PCD).

Gran parte del éxito en el servicio de afilado de diamante de SYE está en la seguridad que brinda el uso de un equipo de preseteo de última generación, único en Colombia, y que tiene como función “leer” el estado de la herramienta cuando se recibe y se entrega.

El equipo le informa al afilador y al cliente el estado de la herramienta con respecto al desgaste, sus zonas críticas, el estado de sus ángulos, geometrías e incluso puede determinar la forma como ha sido utilizada y mantenida la herramienta. Con esta información se toma la determinación de cómo proceder: si solo debe desbastar, la medida del desbaste o si debe cambiar dientes (uno, varios o todos). El equipo también garantiza a la salida de la herramienta que todas las medidas tengan una tolerancia de 2 centésimas de milímetro, (0.02 de mm).

Con esta información, normalmente, la empresa da a los clientes entre dos y tres opciones para que elijan el tipo de trabajo que prefieren para sus herramientas, además de valiosas recomendaciones para que logren el mejor desempeño de las mismas. Son ellos quienes toman la decisión de si prefieren una mayor vida de la herramienta o una calidad máxima de afilado lo que implica, siempre, un mayor desbaste.

“El secreto de afilar diamante no está en el afilado; está en el diagnóstico, en saber decirle al cliente que hay que hacerle a la herramienta y en el control de calidad”, afirma Juan Fernando Álvarez.

Por ahora el afilado en diamante representa solo el 6 % de los ingresos de la compañía y el 50 % de los ingresos por servicios de mantenimiento de la herramienta. El pronóstico es duplicar las cifras en dos años.

Para Juan Fernando Álvarez, la clave del éxito de Sierras y Equipos ha estado en la investigación, la disciplina, la reinvención constante y, sobre todo, en la honestidad con el cliente. No vender por vender, sino entregar lo que el cliente realmente necesita. 

Los Proyectos

En la actualidad, la compañía está montando el Laboratorio tecnológico SYE, en Medellín, un espacio demostrativo y operativo de las maquinarias y herramientas que ofrece.

El laboratorio estará dotado con tres  centros de trabajo con control numérico CNC, uno de ellos –el más sofisticado y robusto del país– capaz de trabajar madera, tableros, metales no ferrosos y plásticos, lo que le permitirá a la empresa abrirle un abanico de posibilidades a los fabricantes de muebles, pues además trabaja en cinco ejes y sobre superficies 3D. El laboratorio también contará con equipos para enchapado, corte, lijado, aspiración y cabina de pintura, entre otros.

 

El personal de Sierras y Equipos es interdisciplinario y esta altamente capacitado para entender, atender y resolver las inquietudes de sus clientes, en todo el territorio nacional

El objetivo del laboratorio será servir de espacio para que los clientes puedan hacer pruebas a las maquinarias ofertadas por la empresa y establecer, de paso, una relación directa proveedor – cliente. Allí, el comprador estará en un ambiente de mayor confidencialidad para sus proyectos, podrá entrenar a sus operarios, y tendrá la oportunidad de observar las prestaciones de las maquinarias en funcionamiento en una operación real, sin tener que visitar las instalaciones de otros clientes.

El laboratorio SYE será también una alternativa para cuando sus clientes deban enfrentar la avería de sus máquinas o para complementarlos en caso que presenten un gran pico de producción. Para la empresa, será el lugar en el que podrán verificar, in situ, las reclamaciones que por garantía puedan hacer los clientes de los servicios de afilado.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register