Pellets: Energía Limpia con Buen Futuro

José Luis Ordóñez Jiménez

Periodista M&M

El mercado mundial de pellets ha mostrado índices de crecimiento en los últimos años, al pasar de una producción de siete millones de toneladas a finales de 2006, a más de 14 millones en 2010, siendo el continente europeo uno de los mayores consumidores de este insumo.

En la actualidad, los combustibles conocidos como biomasa –término que define a los diferentes tipos de materia orgánica que proviene de plantas, árboles y desechos de animales– son una de las fuentes de energía renovable con mayor crecimiento en el mundo en cuanto a su producción se refiere, que se abren paso en el campo de la generación de energía limpia, tanto en el sector doméstico como en el industrial, debido a que no aumenta las emisiones de CO2 en la atmósfera, y reduce los efectos nocivos provocados por el uso masivo de combustibles fósiles como el petróleo y sus derivados.

Los productos con los que se obtiene la biomasa se dividen en tres gran-des grupos: naturales, cultivos ener-géticos y residuales. El primero hace referencia a los materiales que aparecen naturalmente sin intervención humana, como las ramas de los árboles. El segundo, son los cultivos de colza, soja, girasoles y madera –en el caso de Europa en donde existen forestaciones de madera, únicamente con fines energéticos–, destinados a producir biocombustibles.

El tercer grupo, la biomasa residual, lo conforman los residuos generados por las actividades agrícolas, silvícolas, ganaderas, el reciclado de aceites, y la industria de transformación de la madera, los cuales son utilizados para la producción de calor y energía, en estufas, hornos, calderas y sistemas de transporte.

En el grupo de la biomasa residual, uno de los productos con mayor desarrollo en los últimos años, es la bri-queta (1) y el pellet de madera, que tienen como característica especial, su bajo contenido de humedad que se encuentra entre el 4,0% y 8,0%, lo que aumenta su eficiencia de combustión, comparado con el 20 a 60 por ciento de humedad que contiene la madera.

Para Ivan Valentin, Director Comercial de la empresa Pro-mise Invent S.A. de Lviv, Ucrania –quien fue contactado por la revista M&M– los insumos de biomasa como pellets fabricados en este país se hacen a partir de aserrín y viruta de madera prensadas, lo que genera beneficios como un bajo contenido de humedad que llega al 7%; no produce humo ni alquitrán; reduce la suciedad al ser usados para generar calor en chimeneas, y produce residuos de ceniza inferiores al 1%.

Al no contener pegamentos, barnices ni otros productos químicos, la emisión de CO2 tanto de las briquetas como de los pellet, son neutrales, lo que contribuye al mejora-miento del medio ambiente; además, por ser un producto renovable del que se dispone en Europa, el precio no está sujeto a variaciones como en el caso de los combustibles derivados del petróleo

Duratex 1200x100
Ecofort 1200x100
Lamitech 1200x100
Madecentro 1200x100
Slider
Crédito: billingtonbioenergy.co.uk. / La demanda de fuentes de energía renovable, como las briquetas, sigue creciendo gracias a sus propiedades que disminuyen la contaminación ambiental

Según el reporte industrial ´Wood Pellets´, entregado por el centro de investigación Laboreleca en marzo de 2012, el comercio de pellets de madera industrial en el mundo viene en aumento, y ha registrado volúmenes de producción que sobre pasan los 10 millones de toneladas por año tan solo en la Unión Europea, en donde se resaltan a Lituania, Alemania, Estonia, Letonia, Portugal, Finlandia y Suecia, como los mayores proveedores de este insumo; mientras que Bélgica, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Dinamarca son los países que más lo consumen.

Europa registra un alto consumo de pellets, al pasar de 3,8 millones de toneladas para finales del año 2005, a 9,8 millones en 2010, con una proyección de consumo de 24 millones de toneladas para el año 2020.

Otra parte del informe señala que Canadá muestra gran potencial como productor de pellets, con una capacidad que le permitió llegar a los dos millones de toneladas a finales del año 2010, y un desarrollo favorable de crecimiento que le aseguró 3.6 millones para finales del año 2012.

La Creciente Demanda de Biomasa en el Mundo

Los datos de crecimiento en el mercado de biomas en Europa, están alimentados por altos volúmenes de producción provenientes de diferentes países de ese continente, los cuales permiten visualizar el panorama unificado del mercado en este sector. Un ejemplo de ello, lo presenta la empresa RWE Innogy, originaria del Reino Unido, la cual utilizar hasta 2.5 tonelada de pellets por año, para la generación de energía en su planta, hecho que la convierte en el usuario más grande de este insumo en el mundo, si se tiene en cuenta que el volumen mundial de producción para finales del 2010 alcanzó los 14 millones de toneladas.

Por su parte, Suecia se destaca como uno de mayores países consumidores de pellet de madera, puesto que para el año 2008 registró un total de 1.85 millones de toneladas utilizadas, de las cuales el 40% fueron dirigidas a la generación de calor y energía, para diferentes plantas de producción industrial del país.

La producción de pellets en Rusia incrementó entre los años 2010 y 2011, de 800.000 a 860.000 toneladas.

En cuanto a producción, y perfilándose como uno de los mayores fabricantes de pellets en Europa para 2020, Rusia

ha registrado crecimientos constantes en los últimos cinco años, al reportar 800.000 toneladas en 2010; un año después registró 860.000; y para el 2012 logró una producción total de un millón de toneladas.

Cabe destacar que el crecimiento progresivo de Rusia en la producción de pellets se debe, en parte, a que tiene una de las compañías más grandes del mundo para su fabricación, la Vyborgskiy Cellulose VLK, ubicada cerca de la frontera con Finlandia y que cuenta con una capacidad de producción cercana al millón de toneladas anuales; además está la compañía Arkaim, situada en la región de Khavarovsk, que se suma a las estadísticas de ese país con 250.000 toneladas por año.

Gran parte del total de los pellets de Rusia son exportados principalmente a tres destinos; países en la Unión Europea;la empresa danesa A/S, asociada de CM Biomass; y otra parte es utilizada para cubrir la demanda local, que ha comenzado a incrementarse en regiones como Archangelsk o Vologda, en donde se están desarrollando programas energéticos basados en el uso de la biomasa.

producción de pellets en el continente europeo es España, que cuenta con más de 30 plantas dedicadas a esta actividad, las cuales reportan producciones anuales que sobrepasan las 800.000 toneladas, sumado a un número indeterminado de pequeñas productoras como aserraderos y carpinterías que producen en promedio 4.000 toneladas al año, lo que destaca un desarrollo notable donde los últimos cinco años en el tema de venta y producción de este tipo de biomasa en el país ibérico.

Además, la proyección para el consumo de biomasa utilizada para calefacción en el año 2020 en España, según el Plan de Acción en Energías Renovables de España, (REAP), será de 9 a 11 millones de toneladas anuales, lo que permitirá la exportación de pellets a países como Italia, –que consume el 60% de la producción total anual española–, Portugal, Irlanda, Reino Unido y Francia.

Otros países que se suman a los datos de crecimiento en producción, en el mercado de los pellets en el mundo son China, Japón y Corea, que quieren proyectar su producción para el año 2020 como una de las principales en el mundo.

China, si bien registra un bajo nivel de consumo de biomasa que mostró su máximo nivel a finales de 2010, con alrededor de 600.000 toneladas utilizadas para la generación de calor–, posee una producción que se basa en el procesamiento de residuos agrícolas, en 19 fábricas registradas hasta 2011, las cuales tienen una capacidad de producción de 750.000 toneladas de pellets por año

Por su parte, y según el Servicio coreano Forestal (KFS), el potencial de producción teórico doméstico máximo para Corea podría alcanzar un millón de toneladas, con un es-timado de cinco millones de toneladas para 2020, por lo que se espera que en los próximos años el mercado de pellets en esta región se incremente a nivel de consumo, producción y exportación.

Finalmente está Japón, que en 2010 registró 111 plan-tas dedicadas a la producción de pellets, y si bien puede parecer un gran número de compañías dedicadas a esta actividad, tienen una limitada capacidad de producción que alcanza las 200.000 toneladas por año, que esperan aumentar de manera progresiva y constante.

Biomasa y su Potencial en América

Tal como Europa, que ha visto un aumento en su capacidad de producción de pellets en los últimos años, el continente americano ha comenzado a ver en este merca-do una oportunidad de proyección internacional, la cual actualmente está encabezada por Canadá como uno de los principales exportadores del mundo, y cuyo principal mercado se encuentra en Europa, en donde el consolidado de exportaciones para finales del año 2010 alcanzó las 1.4 millones de toneladas, lo que supone aproximada-mente el 90% de las exportaciones totales canadienses de este insumo.

Gracias a su capacidad instalada, Canadá mostró su gran potencial productor con dos millones de toneladas a finales de 2010, y 3.6 millones de toneladas para 2013, un aumento progresivo con el que espera suplir el creciente consumo de pellets por parte de Europa, que se estima en 11 millones de toneladas para el año 2020.

Canadá se mantiene en América como el mayor productor y exportador de briquetas en la región.

En este sentido, Canadá posee proyecciones en cuanto a la producción de pellets que llegan a las 5.5 millones de toneladas para finales del 2018, con un potencial estima-do para exportación de 4.7 millones.

Pero si bien la producción de pellets en Norte América tienen un papel importante a nivel mundial, gracias al creciente desempeño de Canadá, Sudamérica no tiene un papel relevante en el desarrollo de este insumo en el mercado internacional pero cuenta con ejemplos que muestran una perspectiva de crecimiento en la zona, que merecen ser resaltados.

 En el caso de Argentina, que han comenzado a incursionar en el mercado de pellets, y según datos de INTI-Economía Industrial, –equipo de investigación aplicada en Argenti-na, consultado por M&M–, cuenta con una capacidad de producción que alcanza un volumen de 50.000 toneladas anuales, una cifra baja si se tiene en cuenta que ese país genera un millón y medio de toneladas de residuos pro-venientes de aserraderos, los cuales no son aprovechados debidamente.

Por esta razón, el objetivo de Argentina actualmente es el aprovechamiento de los residuos generados por los ase-rraderos de la provincia del Chaco, Misiones y Corrientes, para producir biomasa que será utilizada en 1.200 casas ubicadas en dichos sectores, en cocinas que están siendo construidas por el Instituto de Tecnología Industrial (INTI). Además, el secado de granos, el uso de calderas y hornos, son otros de los procesos en donde la industria de los pe-llets argentinos quiere incursionar, mediante el procesa-miento de aserrín y virutas de maderas nativas de la zona.

Otro de los países que en el continente sudamericano se perfila como protagonista en este mercado es Bra-sil, debido a que cuenta con 200 millones de hectáreas degradadas, disponibles para el cultivo de plantaciones dendroenergéticas (3), que podrían asegurar una futura demanda de madera de alto valor, y atender el mercado de las briquetas y pellets en la región.

Según Javier Escobar, Investigador del Centro Nacional de Referencia en Biomasa (CENBIO) –en su artículo ´Biomasa lignocelulósica en Brasil´, publicado en la página bioener-gyinternational.es– “el sector del pellet en Brasil aún se desarrolla con lentitud; hay poca información y en general son pocas las empresas que producen este tipo de biomasa para el mercado doméstico; según la Asociación Brasileña de Industrias de Pellets – ABIPEL, actualmente existen tan solo 14 fábricas en el país”.

Sin embargo, Escobar resalta que la empresa ‘Suzano Energía Renovable’, anunció la construcción en Brasil, de una de las mayores fábricas de pellets del mundo, con una inversión aproximada de 800 millones de dólares y que tendrá una producción estimada de un millón de tonela-das por año, que sumada al potencial en tecnología con el que cuenta el país para la producción de biomasa, se esti-ma que para finales del 2015 ya exista una consolidación del mercado interno que le permita además, ser uno de los mayores proveedores en el mundo para el año 2020.

Otro de los mercados que pueden generar a futuro altos dividendos en materia de producción de esta clase de combustible en América, es Chile, gracias a que el país produce aproximadamente 40 millones de metros cúbicos de madera industrial, y 16 millones de metros cúbicos adicionales de leña con un alto potencial de residuos de madera utilizables.

La empresa “Andes Bio Pellets”, perteneciente al grupo JCE, establecida en Chile desde 1987, y que en el año 2006 invirtió más de 100 millones de dólares en la implementación de una planta de pellets, se posicionó como la mayor productora en ese país, con un promedio de 50.000 toneladas al año. Por su parte, la empresa Ecopellets, establecida hace aproximadamente seis años en territorio chileno, también genera altos rendimientos en material de producción de este insumo para el mercado interno de Chile, al producir aproximadamente 10.000 toneladas anualmente.

En Colombia, referente al tema de producción de biomasa, se destacan las briquetas elaboradas en Santan-der de Quilichao, al norte del departamento del Cauca, que tienen un es-timado de exportación de cinco años iniciando desde el año 2012, con des-tino a Suiza. La planta Villa Don Bosco –ubicada en dicho departamento, la cual tiene una capacidad de producción de 1.560 toneladas por año y que tuvo una inversión cercana a los $3.500 millones, gracias a la alianza de las compañías Smurfit Cartón de Colombia, Gases de Occidente y el Centro de Capacitación Don Bosco– utiliza la materia prima de residuos forestales de árboles como el pino, el eucalipto y las socas provenientes de los cafetales de la región, con la que producen briquetas de 30 centímetros que pueden generar calor durante seis horas, sin producir ceniza, y con bajo porcentaje de humo.

La planta que ocupa 1.400m2, provee 250 empleos indirectos con los que espera, además de generar una producción para suplir sus exportaciones a Suiza, abastecer un futuro consumo local dirigido a la industria.

Una Creciente Demanda

La tendencia en la producción y con-sumo de biomasa en el mundo ha estado en aumentando durante los últimos 10 años, si se tiene en cuenta que para el año 2006 la producción mundial se estimó un promedio de siete millones de toneladas, que al compararlas con la producción total del 2010 de 14.3 millones de tonela-das, y un consumo de 13,5 millones, supone un incremento del 110%.

Todas las proyecciones de aumento en producción mundial de pellets, están basadas principalmente en las expectativas de la industria con respecto a la demanda de Europa y los países emergentes como China y Japón.

Por su parte Uruguay que cuenta con una generación de material apto para biomasa, de tres millones de toneladas por año; Sudáfrica con casi 600,000 toneladas anuales, y las nuevas plantas en Sierra Leona y Ghana, para la producción de bio-combustibles como etanol, generan expectativas por una posible produc-ción de biomasa para exportación en nuevos mercados para los próximos años.

De esta manera, así como se prevé un aumento significativo en la producción de biomasa en el mundo, y un aumento moderado en la producción de pellets en América Latina, África y Oceanía, se espera que la inclusión de nuevos mercados, con exportaciones que tiendan a un aumento progresivo, impulsen y beneficien la generación de combustibles limpios en favor del medio ambiente

Citas1) Para leer más sobre briquetas y pellets, con-sulte el artículo Briquetas: La Mejor Forma

de Reutilizar Los Residuos Forestales, publi-cado en la edición número 69, de M&M, o consulte la página www.revista-mm.com/ediciones/rev69/insumos_briquetas.pdf2) Centro de investigación y proveedor de ser-vicios técnicos, especializados en tecnología de energía eléctrica y sostenible, con sede en Linkebeek, Bruselas, Bélgica.3) Toda la energía obtenida a partir de bio-combustibles sólidos, líquidos y gaseosos primarios y secundarios, derivados de los bosques, árboles y otra vegetación de terre-nos forestales.Fuentes • Carlos Maslatón, Economista y miembro de INTI-Economía Industrial, en Argentina. maslaton@inti.gob.ar• Ivan Valentin, Director Promise Invent S.A.info.tradeinformations@gmail.com• Estudio Global Wood Pellet industry Market and Trade, publicado por IEA Bioenergy en diciembre de 2011.• ‘Briquetas ecológicas rumbo a Suiza’. www.eltiempo.com/colombia/cali/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12440466.html• ‘La fabricación de briquetas de biocombus-tible abren un mundo de oportunidades’. www.smurfitkappa.com/vHome/com-mx/Newsroom/PressReleases/Paginas/Biofuel-briquettes.aspx• www.enplus-pellets.eu estudio, www.pe-lletheat.org PDF, www.planetseed.com, www.bioenergyinternational

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register