Pisos Laminados Un Producto que Pisa Fuerte en el Mercado

Pilar  Castro Casas

Arquitecta

 Por su calidad y bajos precios, los pisos laminados se han convertido en una alternativa interesante para el mercado nacional y una alerta para los fabricantes de macizos

 Ante la creciente demanda de acabados para la industria de la construcción, los pisos laminados importados se han convertido -durante la última década- en una de las alternativas de mayor aceptación y rotación mundial.

Gracias a la alta capacidad de producción que tienen los fabricantes de este tipo de productos arquitectónicos y gracias a otros beneficios como su calidad y economía, estos compiten fuertemente con los resistentes, durables y hermosos pisos elaborados en madera maciza, ampliando como nunca antes el abanico de ofertas para los consumidores.

Hoy, y frente al déficit de materia prima, producto de la explotación de especies valiosas como el granadillo, la teca, el roble, el cedro, el guayacán y el sapán entre otras maderas, estos pisos se consideran ideales al responder frente a una progresiva demanda que compromete el valorado y escaso recurso natural.

Las propiedades, beneficios, desventajas, usos, cuidados, costos y mercado, son algunos de los aspectos que tratará el presente artículo.

Composición para el Desgaste

Los pisos laminados son actualmente los más solicitados para acabados en arquitectura interior, bajo techo, no sólo porque exigen un menor porcentaje de materia prima (madera), si no por la facilidad y rapidez con que pueden instalarse.

Duratex 1200x100
Ecofort 1200x100
Lamitech 1200x100
Madecentro 1200x100
Slider

Hablamos de un piso cuyo cuerpo principal está constituido bien por HDF, que son tableros de fibra de alta densidad, mayores a 760 kg/cm2; MDF o tableros fibras de densidad media, mayores a 460 kg/ cm2 o tableros de aglomerado.

Según sea el caso, cada composición ofrece de acuerdo a su base, una  resistencia al desgaste y al tráfico admisible distinto; en la que son los pisos de HDF los más resistentes, con mayor garantía y precio; mientras que los pisos de aglomerado son los de más baja resistencia, precio y garantía.

A nivel general los laminados están compuestos por cuatro capas así

  • Capa superior: Constituida por una película de melamina transparente y protectora llamada overlay, muy resistente, que según su espesor define el tráfico o la abrasión a la cual podrá ser expuesto el piso.
  • Película decorativa (imitación madera): Impregnada de resinas melamínicas que se prensa junto con la primera, para formar una superficie a prueba de desgaste.
  • Cuerpo principal: Es un tablero de fibras ultra compactas de HDF, MDF o de aglomerado, según el caso.
  • Película estabilizadora: Aplicada en la parte inferior del sustrato, garantiza la estabilidad del piso ante deformaciones y brinda protección contra la humedad.

Las capas, sin importar el tipo de cuerpo, son tratadas con resinas y compactadas con presión y calor, operación que les asegura un buen comportamiento en general, aunque según la resistencia a la abrasión que soporten, se determina el tipo de tráfico adecuado. Este se puede clasificar en:

  • AC3: Correspondiente a un tráfico 23, recomendado para uso residencial y un tráfico 31 recomendado para uso comercial bajo y moderado.
  • AC4: Corresponde a un tráfico 32 recomendado para uso comercial alto. 

Por qué Si y Por qué No

Entre la largas lista de ventajas que ofrecen los pisos laminados pueden encontrarse razones desde prácticas y económicas hasta ecológicas.

De hecho y en primer lugar, se trata de un producto fácil de instalar pues, mientras para montar un piso macizo se debe anclar, pulir y lacar en un trabajo que demanda hasta tres semanas en promedio, con esta alternativa se pueden instalar casi 30 m² por día, superficie que además puede ser transitada inmediatamente si se une a través de sistema click o ensamble; o 12 horas después si el sistema fue de machihembrado de pegante.

Este, además de su resistencia a la  abrasión, presiones y químicos; ofrece como otras importantes ventajas como su excelente capacidad para conservar el color con el paso de los años y una buena resistencia frente la exposición continua de luz; todo, gracias a sus películas protectoras.

 Estas mismas son las responsables de garantizar un mantenimiento sencillo, dado que con su poro cerrado impiden totalmente la instalación de suciedad, manchas, bacterias, e incluso las manchas por cenizas de cigarrillos (poco inflamables).

 Es también un piso resistente al ataque de insectos debido a las altas temperaturas a que son sometidos sus componentes durante el proceso de fabricación; los que garantizan además la eliminación de la humedad, evitando de paso la incubación de microorganismos.

 Ya a nivel práctico, y por tratarse de un producto totalmente prefabricado, garantiza superficies y juntas perfectas y cuenta para su instalación con todo un juego de accesorios que complementan la puesta de manera estética: guarda escobas, perfil reductor, perfil T, ¼ bocel, perfil de remate, nariz de escalera, entre otros, elaborados todos en el mismo material y color del piso instalado.

 Y finalmente, se trata de productos elaborados con materias primas renovables, en procesos amigables con el medio ambiente ya que no contiene sustancias químicas contaminantes.

 Sin embargo y pese a sus innegables fortalezas, los laminados presentan a desventajas que son resueltas definitivamente por los pisos macizos.

 Primero, que por ser un producto a base de madera, su apariencia no es del todo natural y segundo, que puede afectarse seriamente con la humedad de la superficie donde se instala (o ante inundaciones), ya que los listones sufren un hinchamiento con daño irreversible.

 De otro lado, la gran mayoría de estos pisos que se comercializan en nuestro país, tienen bajas propiedades acústicas de atenuación del sonido, presentando poca absorción de los ruidos.

 Instalación y Mantenimiento: Nunca fue Tan Fácil

 Como primera medida los laminados, que se conocen también como pisos flotantes, en ningún momento se anclan a la superficie, esto para permitir su propio acomodamiento al área durante las semanas siguientes a su disposición, evitar su levantamiento o ruptura y conserva sus características en caso de expansión y/o contracción al ser expuestos a cambios de temperatura o humedad ambiental.

Existen para esta categoría de pisos dos sistemas de instalación: el machihembrado, en el que se unen los listones por sus costados y extremos usando pegante DH3, suministrado por el fabricante, y el sistema de click, que se hace por ensamblaje, siendo este el de mayor aplicación. Ambos sistemas garantizan juntas perfectas, asegurando un buen ajuste de las tablas entre sí.

 Pasos para la instalación:

  • El piso laminado debe llegar al lugar donde será instalado, mínimo 48 horas antes, para que se acondicione al ambiente.
  • Verificar, con anticipación, que la superficie esté totalmente nivelada y libre de todo tipo de humedad.
  • Cubrir el piso con el plástico (polietileno), para aislarlo de posibles humedades. Luego se dispone sobre este, el jumbolón o foam, -una espuma de polietileno- que trabaja como aislante acústico y nivela pequeñas imperfecciones de la superficie. (Figura 7)
  • Se inicia la instalación del piso desde el fondo del recinto y por el costado izquierdo, siempre dejando dilataciones mínimas de 8 o 10mm, entre la primera tabla y el muro. El piso debe, en lo posible, ir orientado en dirección a la entrada de luz del recinto, para lograr un efecto óptico de profundidad. (Figura 8)
  • El área donde, finalmente, ha sido instalado el piso puede utilizarse de inmediato, en caso que la instalación haya sido de ensamble, más si el sistema fue machihembrado-pegante, es necesario esperar 12 horas para permitir el fraguado del pegante y poderlo transitar normalmente.

 Luego de instalarlos, el mantenimiento de estos pisos es muy sencillo, ya que puede realizarse con aspiradora, trapero o toalla semi húmeda -sin ningún tipo de aditamento- para después terminar con una toalla seca.

 Por sus características, los pisos laminados no necesitan, ni admiten, ceras, abrillantadores o brilladoras; dado que poseen poro cerrado y rechazan estas sustancias.

 En el caso de presentar ralladuras superficiales se puede adquirir fácilmente un kit de reparación especial para pisos laminados, que consta de un limpiador y  una resina del mismo color que, al ser aplicada, oculta pequeñas imperfecciones de forma rápida. Ya, si se trata de algún daño o desgaste mayor, es necesario cambiar la tabla específica.

Generalmente, para los pisos laminados se entrega una garantía para uso doméstico de 10 años y para uso comercial de cinco años. Sin embargo, es el fabricante quien especifica los tiempos y cubrimiento de sus garantías.

 Un Mercado en Auge

Los pisos laminados que son, para nuestro mercado, todos importados, son fabricados por países que cuentan con altos volúmenes de materia prima para su fabricación como Alemania, Brasil, Suiza, Bélgica y China1, país, este último que ha entrado con gran fuerza en el mercado colombiano.

Particularmente, la llegada de pisos laminados al país, se inició aproximadamente hace ocho años y desde entonces, ha mantenido índices de crecimiento. Durante este año por ejemplo, se han importado un total de 800 mil m² de pisos laminados, con una tendencia que según los expertos, se mantendrá para el 2006; aunque se pronostica que para el 2007 y 2008, la demanda decrecerá aproximadamente un 20 por ciento (en cada año), debido a la saturación del producto en el mercado 2.   

Actualmente los mayores importadores en Colombia son en su orden: Homecenter, Alfa, Prodecor, Classen, Texturas y Matices y Eurolaminados, que ofrecen diferentes tipos de pisos

Ya a nivel de precios, el valor comercial de estos pisos varía, principalmente, según su composición, espesor y tráfico, aunque también influye el lugar de origen de su fabricante, texturas o tonalidades.

 No existen precios estándar, pero en el mercado se pueden encontrar pisos laminados para tráfico 23, de espesor 6 mm, tipo doméstico desde 29 mil pesos m² ($29.000/m2) y para un tráfico 31 de espesor de 7 u 8 mm, tipo comercial, desde 39 mil pesos m² ($39.000/m2).

 En cuanto a costos de instalación del piso, los valores oscilan entre los 6.500 y 10 mil pesos por M2 y este servicio usualmente incluye los materiales para la instalación como el plástico (polietileno), jumbolón (foam) y el pegante (en caso de ser sistema machihembrado de pegante). En cuanto a la instalación de los accesorios, su valor está entre los 1.500 y 2.500 pesos m².

Vale señalar que, aunque los pisos laminados se presentan como una alternativa muy interesante para el mercado nacional; aun son los pisos macizos una fuerte competencia que se ampara  en esa incuestionable durabilidad, resistencia, calidez, sonido y belleza natural, que no ofrecen las imitaciones.

De todas maneras los fabricantes de pisos macizos –que además representan la totalidad de la producción nacional de pisos–, deben prepararse para solucionar las necesidades de un mercado cada vez más exigente e interesado en productos que le reporten economía con procesos más sencillos.

Esa la tendencia natural del mercado, pero está de la industria local hacer frente a los nuevos desarrollos tecnológicos, incorporándolos, aprendiendo de ellos y ajustándose para generar una oferta más completa y especializada.

– Pilar  Castro Casas: Arquitecta, egresada de la Universidad Nacional de Colombia, con Maestría en Construcción de la misma Universidad. Actualmente está vinculada con la industria de pisos laminados y de madera. Correo electrónico: pilita99@hotmail.com

 Citas:

Todos estos países tienen en común, unas políticas forestales claras, organizadas e impulsadoras, convirtiendo la explotación y comercialización de la madera en un renglón económico de gran importancia. Brasil cuenta con gran variedad de maderas tropicales (Amendoim, Jatobá, Cerrejeira,etc…) y los países Europeos con una riqueza forestal basada en coníferas (pinos).

Estas referencias, actualmente, satisfacen las necesidades del mercado nacional y según Jorge Galves, Gerente Comercial de Eurolaminados S.A, este comportamiento se mantendrá durante los próximos 10 años, al cabo de los cuales (probablemente) se darán otro tipo de propuestas como los vinílicos, de piedra natural y cerámicos rústicos; que responderán las necesidades y exigencias de los constructores.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register