Corte círculos perfectos… ¡con una escuadradora!

Vea el vídeo de este proceso en nuestro canal de Youtube .: entre aquí :.

Tal como lo destacamos en nuestro artículo ‘Escuadradoras, máquinas con giros constantes’, publicado en la edición 78 de la Revista M&M, este tipo de sierra es el equipo más empleado en la industria fabricante de muebles y de artículos con madera, ya que con él se realiza una función básica: el corte recto de láminas y piezas de madera.

Si bien el maquinado de corte recto que realiza este tipo de máquina es mundialmente conocido por la industria en general, existe un procedimiento que puede adelantarse en esta máquina y que, aunque difícil de creer, permite realizar cortes circulares con medidas perfectas, sin la necesidad de recurrir a otras máquinas o procesos complejos.

Generalmente, este tipo de corte circular –aplicado para la producción de bandejas, mesas, sillas y artículos promocionales entre otros– puede lograrse con la ayuda de caladoras, ruteadoras o sierras sin fin, pero no se obtienen circunferencias perfectas puesto que el proceso depende una destreza y precisión milimétrica del operario.

De igual manera están los centros de mecanizados CNC que ofrecen cortes con circunferencias perfectas, pero con la limitante de que este tipo de máquina tiene un precio comercial alto en comparación con las escuadradoras, por lo que no todas las compañías están en capacidad de tenerlos.

Por lo anterior resulta muy útil dominar la técnica de realizar circunferencias con una máquina de corte recto pues permite la optimización de las herramientas con las que cuentan los talleres de carpintería; y además que los operarios puedan estar en la capacidad de desarrollar diversos trabajos de manera rápida y creativa, con medidas y acabados perfectos.

Luis Gonzáles, asesor industrial de la línea de Madera de Makser, egresado del Sena Bogotá de Ebanistería Industrial, explica cómo desarrollar esta técnica, la cual implementó años atrás, cuando –durante su formación profesional– tuvo que diseñar un juego de bandejas para pizza y luego de experimentar con diferentes técnicas y máquinas con las que obtuvo elementos irregulares, logró fabricarlas con el apoyo de una escuadradora.

Elementos requeridos

 

Entre de los requerimientos necesarios para adelantar el trabajo enunciado, está que la escuadradora para corte horizontal debe tener una superficie totalmente plana y un disco de corte al que, preferiblemente, se le pueda variar su altura, esto con el propósito de poder cortar diferentes espesores de lámina y de que el operario desarrolle un proceso sin mayores esfuerzos físicos.

Ardisa 1200x100
Interquin1200x100
Alfamaderas 1200x100
Slider

Para realizar el proceso se requieren dos láminas de madera (Pieza A y Pieza B de las cuales hablaremos más adelante); de la primera se obtendrá la circunferencia deseada, mientras que la segunda servirá como guía y apoyo durante el corte.

También es indispensable contar con prensas que permitan fijar la Pieza B a la mesa de la escuadradora. Si a la máquina pueden adaptarse prensores excéntricos (véase cuadro Prensor Excéntrico), es recomendable su uso pues ellos permiten una mejor fijación de las láminas a la mesa.

Finalmente, es preciso tener metro y lápiz con los cuales se determinará las medidas exactas para el corte requerido sobre la madera; además de martillo y una puntilla o pin de fijación.

Un corte, fácil, rápido y seguro

1- La pieza A, en la que se realizará el corte de la circunferencia, debe contar con una medida mínima del diámetro de la circunferencia y un promedio de cinco centímetros de más, esto con los propósitos de que al momento de realizar el corte, el operario pueda manipularla fácilmente y de que el corte de la sierra no reduzca el diámetro del círculo.

Definido el tamaño de la lámina se debe establecer el centro de la misma y hacer un pequeño orificio en dicho punto para encajarlo sobre un pin de fijación que se creará en el siguiente paso, sobre la Pieza B

 

 

 

 2- En la segunda pieza de madera (B), que servirá como soporte y estará fija sobre la mesa de la escuadradora de forma paralela a la sierra, es necesario colocar un pin de fijación o una puntilla que sobresalga un par de milímetros de la superficie para que la Pieza A pueda encajar sobre ésta de forma suave.

Para definir la ubicación exacta del pin, es necesario trazar sobre la Pieza B una línea, desde la mitad del lado que permanecerá junto al disco de corte, hasta el centro de la lámina, a una distancia igual al radio de la circunferencia a cortar.

3- La Pieza B, con el pin ubicado, debe estar fija en la mesa de la escuadradora mediante la ayuda de sujetadores o prensores excéntricos que impidan su movimiento durante el proceso pues su finalidad es servir como eje y guía de corte; una débil sujeción hará imposible un corte preciso.

Para asegurarse de obtener un corte simétrico, es indispensable que la línea guía de la Pieza B coincida con el centro del disco de corte, y que el posicionamiento del disco en la escuadradora esté en un nivel bajo que no sobrepase la altura de la Pieza B pues, luego de que se coloca la pieza A, ambas deben permanecer niveladas y encajar sin ninguna inclinación.

4-  A continuación se posiciona la Pieza A sobre el pin de la Pieza B, y se verifica que la Pieza A gire fácilmente.

5- Posteriormente encendida la máquina y, de manera progresiva, un operario sube la sierra por medio de la perilla de graduación, o con el mando electrónico, si la máquina lo incluye. Al mismo tiempo, un segundo operario debe comenzar a girar la Pieza A en sentido contrario a la de las manecillas del reloj, ejerciendo una presión constante, mientras la sierra sube gradualmente.

6-  El proceso de giro de la madera y la elevación de la sierra deben continuar con la precaución de que el operario encargado de girar la pieza, lo haga lentamente teniendo siempre presente la línea de corte, para que su mano no se cruce sobre esta, a medida que sube, y sufra lesiones.

7- Finalmente, después de varios giros, la lámina de madera tendrá el corte preciso y por ende una circunferencia perfecta.

Para apreciar el proceso de corte, vea el video en la sección de ‘Videos’ de la página www.revista-mm.com; o escanee con su smartphone el código QR que se encuentra aquí

Para tener en cuenta

Foto: sobra. Pie de foto: Para minimizar el desperdicio, lo ideal es que se de un uso ingenioso a la pieza sobrante, como un marco para ventana o un portarretratos, entre otros.

Una de las principales recomendaciones que hace el Asesor Industrial de la línea de madera de Makser, para este procedimiento, es utilizar siempre los implementos de seguridad necesarios, como guantes y gafas.

Igualmente advierte que es imprescindible tener un cuidado al momento de dar el giro a la madera, para que las manos no se crucen con la sierra cuando esta aparezca en la superficie, en especial, al realizan circunferencias de diámetros pequeños.

Por otra parte, y durante el paso en el que se sube progresivamente la sierra, anota Luis Gonzáles, que el operario debe hacerlo de forma suave, pausada y controlada para no astillar la lámina, dado que la fuerza con la que gira la sierra puede ocasionar accidentes por acción de rebote.

Si bien una buena aplicación de esta técnica permite obtener cortes perfectamente redondos, el diámetro de la circunferencia depende directamente de la capacidad de la máquina, pues en el mercado existen escuadradoras con mesas de corte para láminas desde 40 cm, hasta 1,30 m.

Dependiendo del tamaño de la circunferencia, el sobrante puede ser utilizado como una tapa para un recipiente, un soporte para una ventana, un porta retratos o cualquier otro producto que permita recuperar este ‘desperdicio’.

Fotografías

  • Revista M&M

Fuente

  • Luis Gonzáles. Asesor Industrial de la línea de madera de Makser. @

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register