Guía sencilla para un correcto Doblado por laminación

Sonia Ramírez López
Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo

La madera es por excelencia un material insustituible, duradero y resistente que da a los espacios donde se encuentra, armonía, sensación de calidez y cercanía con la naturaleza. A través del trabajo hecho a mano con este valioso recurso se han desarrollado objetos con un estilo único, de carácter utilitario y decorativo.

Una de las técnicas que mayor evolución ha presentado desde los inicios de su uso y aplicación, y que ha dado origen a maravillosas piezas es, sin duda, el doblado o curvado de la madera, técnica que –a través de un proceso complejo y a su vez preciso– busca cambiar la forma convencional de la madera para crear objetos estilizados y de uso cotidiano como lámparas, percheros, sillas y sillones, hasta elementos estructurales y de carpintería para grandes espacios arquitectónicos.

Esta técnica se divide en dos tipos: doblado de madera maciza y doblado por laminación. El primero –que nació en el antiguo Egipto– consiste en el doblado de bloques de madera maciza, en la modificación de la forma de la madera sólida a través de la aplicación de altas temperaturas, vapor y plantillas, y en el uso de moldes para sostenerla y evitar que vuelva a su forma inicial.

Este tipo de procedimiento requiere un gran esfuerzo en términos de costos y maquinaría, pues exige el uso de equipos como cámaras vaporizadoras y superficies especialmente adecuadas para el doblado; sin olvidar las precauciones que se deben tener en materia de seguridad por lo arriesgado que puede ser manejar madera a altas temperaturas.

El segundo sistema o tipo de doblado se denomina laminación, técnica cuyos inicios de aplicación se remonta a principios de los años treinta en Italia, en el diseño de sillas y sillones de madera, y que logró convertirse en una técnica característica del diseño en los países escandinavos.

El proceso general de la laminación consiste en unir chapillas de madera de diferentes grosores y –a través del uso de pegamento y presión constante– dar forma a las partes que conforman el objeto. Esta técnica permite crear un sin número de piezas de diferentes formas y, como proceso, brinda mayor seguridad, más control y menor complejidad sobre el resultado si se compara con el sistema de doblado de madera maciza.

Para este ejercicio, el primero de la sección de Tips que retoma la Revista M&M luego de varios años –realizado en esta ocasión por el maestro artesano y docente de la Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo, Antonio Guerrero– se desarrollará un perchero bajo la técnica de doblado por laminación; un ejercicio que no sólo explica la fabricación de este sencillo objeto, sino que ofrece consejos concretos y útiles para tener en cuenta a la hora de aplicar la técnica.

Selección del material y costos de producción

Promob 1200x100
Pegaucho 1200x100
SCM 1200X100
Slider

Es importante adelantar una planeación organizada a la hora de fabricar un objeto bajo la técnica del doblado –realizar ejercicios de medición y estimación del material: cantidad de chapillas a utilizar, materiales para fabricación de moldes, pegamento, entre otros aspectos– la estimación del material permite el control adecuado del proyecto, evitando que se convierta en un proceso costoso y dispendioso.

Es así que para el proyecto expuesto, y luego de una correcta evaluación, se definió que el espesor de cada gancho sería de 6mm. Para llegar a ello, se seleccionaron 12 chapillas de 0.50 mm de espesor para alcanzar el grosor estimado en el diseño. Ya, previo a la compra de los insumos, el realizador de esta técnica debe recordar:

Tip 1: Sumar a las dimensiones finales, material extra de tolerancia de al menos 5.0 mm en cada una de las medidas de la pieza; recuerde que entre más grande sea el objeto, mayor debe ser la tolerancia en cada uno de sus lados.

Tip 2: Que el artesano está en la capacidad de fabricar sus propias chapillas, produciendo láminas de madera del espesor deseado aserrando una tabla o un bloque de madera maciza; sin embargo, es importante que la fibra de la madera sea continua y sin nudos que afecten la calidad a la hora del doblado de la pieza.

Tip 3: Que en el mercado se pueden encontrar chapillas hechas industrialmente, que le aseguran al realizador de este tipo de trabajos uniformidad en el color y la fibra. Otra opción para la obtención de las chapillas, es la elaboración de las mismas a través su corte en la sierra de banco.

Tip 4: En Colombia, las dimensiones de las sábanas de chapilla son de 64 cms de ancho por 2.44 mts o 2.80 mts de largo; por eso es recomendable revisar el diseño inicial y tratar de ajustar el material a estas medidas, para optimizar la inversión.

Tip 5: Para la laminación usualmente se prefieren especies como el roble, el fresno o la haya; sin embargo todo tipo de madera es apto para la laminación mientras sea de fibra recta y continua.

Tip 6: Para agregar diseño y color a la laminación puede intercalar varias especies de chapilla.

Preparación

El primer paso del proceso, y para cualquier proyecto o producto que quiera realizarse, es la creación del boceto. Para ello es necesario estudiar las formas deseadas del producto, validar diferentes opciones de distribución de los moldes y tener en cuenta temas complementarios al objeto, como la ubicación del sistema eléctrico en caso de que funcione con corriente, o conocimientos acerca de ergonomía en el caso de que se trate de la estructura de un mueble.

Para el caso de este proyecto se deben verificar las medidas mínimas requeridas para un perchero de pared y considerarse también el peso que debe resistir, ya que estos requerimientos determinarán las dimensiones y los calibres del proyecto. Para la definición del diseño de la pieza tenga en cuenta que:

Tip 1: La forma de laminar dependerá del objeto o proyecto a realizar; por ejemplo, una curva poco pronunciada se puede lograr con pocas láminas de mayor grosor.

Tip 2: Entre más delgada sea la pieza a doblar más fácil resultará la flexión del material y será posible obtener curvas más pronunciadas en el objeto. Es importante entender que el ángulo del doblez dependerá directamente de la especie de madera, de su grosor y de su capacidad de flexión.

Tip 3: Antes de la fabricación, la experimentación es necesaria pues cada proyecto es diferente; de hecho, el cambio de la especie de la madera o el grosor de la chapilla, incluso, puede variar los resultados.

Tip 4: Es conveniente tomar nota de cada uno los detalles para tenerlos presentes durante todo el proceso, de esta manera se podrán replicar las piezas de manera eficiente.

Una vez contempladas estas consideraciones, el paso siguiente consiste en desarrollar un plano técnico que incluya las dimensiones reales del objeto para así, posteriormente, ser llevado a escala real y dar inicio a la elaboración de las plantillas que servirán como sustento para la conformación del molde y el contra molde de doblado.

Las plantillas

Las plantillas se deben realizar en un material industrial económico como láminas de MDF o aglomerado, otra opción un poco más costosa pero ideal para grandes volúmenes de producción y replicación es el uso de lámina acrílica. Estos elementos se pueden obtener de dos formas: un corte hecho a mano por el artesano o asistido por maquinaría de control numérico (CNC).

La verificación rigurosa de la plantilla debe coincidir perfectamente con las líneas del plano real ya que una variación de menos de un milímetro puede ocasionar incrementos en el material o en el grosor final de la pieza.

Después se procede a marcar y establecer la ubicación de las prensas, siempre buscando la mejor distribución de la presión en el recorrido del doblado. En el caso de que se trabaje una superficie plana, la prensa debe estar ubicada perpendicularmente mientras que para una superficie curva, la prensa debe estar posicionada en la mitad del ángulo de la curva.

El tamaño del molde afecta la posible ubicación de las prensas por lo cual, para el desarrollo del presente ejercicio, se ubicaron de manera equidistante (Véase imagen del plano).

Elaboración de moldes y contra moldes

Tras verificar las plantillas, se procede a la realización del molde y contra molde de prensado, su función será mantener bajo alta presión, las chapillas de madera mientras estas toman la forma deseada y el pegamento actúa.

El perchero tendrá cuatro (4) ganchos, para cada uno de ellos se efectuó un molde en un tablero de fibras de alta densidad; sin embargo, se pueden utilizar otro tipo de materiales rígidos de alto calibre como el contrachapado. Para la realización de este procedimiento, tener en cuenta:

Tip 1: Las curvas de doblado que se marcan en el molde y el contra molde deben estar configuradas de manera paralela, sin variaciones en su recorrido, esto determinará el espesor del objeto y el vacío entre hembra y macho (molde y contra molde) Remitirse al plano.

Tip 2: Aprovechar al máximo el material considerando además que no es necesario usar siempre madera nueva y es válido reutilizar material.

Tip 3: Evite el desgaste excesivo de las máquinas de corte como la fresa de copiado para la ruteadora, hágalo pre-dimensionando y cortando los moldes lo más justo posible.

Tip 4: El diseño de algunos objetos permitirá la realización de moldes contenedores de dos o hasta tres veces la misma forma; al ser divididas arrojarán piezas iguales con un esfuerzo menor. Este procedimiento aumentará el tiempo de secado ya que el pegante tardará más para actuar en el centro. Para el caso de los ganchos de este perchero se hicieron moldes individuales, para cada uno, de 3.6 cms de ancho. Igualmente se hubiera podido hacer un solo molde de 15 cms de ancho en el que se hubiera logrado una sola pieza que luego se seccionaría en el número de ganchos de 2.8 cms.

Tip 5: Las imperfecciones existentes en los moldes se podrían transferir a las piezas dobladas, razón por la que se deben pulir las piezas: de ser necesario se debe utilizar estuco para lograr una superficie perfectamente lisa.

Tip 6: Debido a que los moldes estarán en contacto con pegamentos deben ser correctamente aislados y cubiertos con una capa plástica para evitar que se peguen a la pieza prensada.

Plantilla, molde y contramolde.

Elaboración del molde.

Pegamento de laminación

Una vez pre-dimensionadas las chapillas, con su respectivo material extra de tolerancia, se da inicio al proceso de pegado capa sobre capa; en este caso tenga en cuenta que:

Tip 1: La elección del pegamento influirá directamente en el tiempo de secado, por eso se recomienda usar un tipo PVA de baja concentración de partículas. También se pueden usar resinas epóxicas, sustancias más rígidas y controladas pero que pueden ser costosas y de difícil consecución.

Tip 2: Es recomendable usar aglutinante o pegamento de secado lento para la laminación ya que estos productos entran en las fibras, y a diferencia de los de secado rápido permiten trabajar con mayor tiempo para la acomodación de las chapillas.

Tip 3: El proceso de pegado debe hacerse de forma controlada, por lo tanto es recomendable hacer un ensayo previo con las chapillas para determinar su orden y tiempo mínimo de acomodación y prensado.

Tip 4: Debe aplicar el pegamento con un rodillo en cada una de las capas y asegúrese de distribuirlo de manera uniforme dejando una fina película de pegamento sobre el material base.

Tip 5: Recuerde que una vez se haya aplicado el pegamento en la primera capa, no se debe detener el proceso, éste debe realizarse de manera rápida para evitar inconsistencias en el pegado entre las primeras y las últimas capas.

Proceso de prensado

Cabe resaltar que en el desarrollo de este paso debe asegurarse una buena distribución de la presión en todo el recorrido del molde y para esto se debe contemplar:

Tip 1: Haber aplicado sellador y cera al molde y al contra molde para que el pegamento usado en las chapillas no se adhiera a las piezas y se puedan desmoldar fácilmente las chapillas dobladas.

Tip 2: Evaluar la cantidad de prensas a utilizar teniendo en cuenta que su ubicación en el molde dependerá de los puntos donde sea necesaria mayor presión para garantizar el doblado de la curva.

Tip 3: Que para laminar una superficie plana, la prensa debe estar ubicada perpendicularmente, y que para una superficie curva la prensa debe estar asegurada en la mitad del ángulo de la curva.

Tip 4: Tener en cuenta que las prensas deben estar puestas y dispuestas desde el centro del molde hacía los extremos para que se distribuya la presión de manera uniforme.

Tip 5: Si bien, el prensado puede ser un trabajo en equipo, procure que la misma persona haga el cierre de las prensas garantizando la misma presión para así evitar vacíos y espacios de luz que puedan formarse en el objeto.

Prensado.

Tip 7: Aunque para el perchero no se utilizó retenedor, sí es necesario recordar que, en general, el clima y la tendencia de la madera a contraerse después de prensada afectan notablemente los objetos grandes o que lleven un tiempo almacenados. Para garantizar que todas las piezas no se deformen antes de ser ensambladas es conveniente crear un retenedor que las contenga en su forma hasta que estén selladas y ensambladas.

Acabados

Con una lija de grano 220 se alisa y se prepara la pieza para la aplicación de la cera elaborada a base de aceite mineral (60%) y cera de abejas (40%). Tras suministrar una capa de este insumo, se utiliza una lija 320 dando mayor suavidad; este proceso se debe repetir por lo menos tres veces para lograr un acabado perfecto.

La elaboración de de este perchero es una muestra de los múltiples alcances que tiene la técnica de doblado por laminación y es también una invitación a nuestros lectores para que sigan explorando y experimentando con la madera, un material que a través del trabajo hecho con las manos da como resultado objetos distintivos y útiles.

Créditos:
Diseñador del producto. Carlos Mendez, Jefe de oficio de Madera. Realizador de la técnica: Antonio José Guerrero Sánchez. Texto: Sonia Ramírez López. Fotografía: Sonia Ramírez López

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password